miércoles, 6 de mayo de 2015

Conectados




Hoy me entero de que "Google+" es la reciente de las redes sociales. No tengo cuenta con ninguna excepto por ésta. A partir del blog ser creado para dar rienda suelta a mis escritos. Un blog que he ido rediseñando a medida que mi curiosidad por estos lares, ha abierto casas bellamente decoradas y ventanas atrayentes en las que observar. Leyendo relatos, historias y una profusa elocuencia de información variada, interesantes y con esmero redactadas. Tampoco tenía evidencia que pudiese haber tanto/as buenos narradores de los pasajes de la vida y ficciones tan entretenidas. Ni mucho menos comunidades que uniese a quienes tuvieran la misma afinidad e inventivas. Mis vistas de inspección siempre tuvieron un aliciente concreto. Reconozco estar pasando por una experiencia novedosa y entusiasta, con alegría de conocer a tanta gente vecina con las mismas o parecidas propuestas, ahora sé que es posible sentir empatía y acercamiento aunque sea de forma virtual.

Esto ha dado lugar a reconsiderar lo que por   obvio tenía, y ahora, se me presenta con mayor enfoque de claridad. Nunca una idea ha tardado tan poco en materializarse como lo está haciendo ahora. Las ideas vuelan, y nunca mejor dicho, ideas creativas que han sido expresadas o bien quedaron latentes en las palabras del pensamiento. Descubriendo que si el creador no acabó por darle la forma adecuada, cualquier otro se ha encargado de darle vida y propaganda. De ahí la sorpresa que nos produce cuando en el mercado del mundo, vemos o escuchamos algo en lo que ya habíamos puesto la confianza de funcionar y ser de utilidad al resto. Venimos a sentir como si alguien nos hubiera cogido la idea o leído el pensamiento.

Un proyecto, una idea, un plan, un pensamiento, todo parece volar a la velocidad del viento y llegarte sin que te des cuenta en un resultado que tú, aún no habías resuelto. Ahora podemos constatar con facilidad que todo está conectado a uno, incluso entre unos y otros tenemos la impresión de haberse establecido más conexión. ¡Hasta la palabra "conexión" nos resulta tan familiar!, que parece que hayamos estado conectados desde siempre.

Los pensamientos, las palabras, las acciones, aparte de ser más creativos son llamativos, capaces de ir en todas las direcciones, expandiéndose y uniendo a otras ideas, a otras mentes receptivas, captadoras de darle forma e impulsadoras de acercarte como un reflejo.

Nos acercamos vacilantes y con el espectro de la duda, sin embargo, nos vamos moviendo, circulando y creando nuevos círculos. Vamos entrando en la espiral del contacto, de la unión y del apoyo que nos atrae, que nos retiene con gusto para poder compartir un proyecto, una idea o un seguimiento de algo que en su momento, no supimos exteriorizar.

Estamos en la era de la luz, de la conexión y el reencuentro con Dios Creador y con el Cristo interior de cada quién. Conectados con todas las ideas del Universo de todos los tiempos y eras. Con todos los pensamientos y mentes, proyectos pasados y futuros. Con lo que de alguna manera fuimos y creamos para estos precisos momentos de nuestra particular historia.

Mila Gomez