miércoles, 26 de agosto de 2015

Vuelvo a verla




    Vuelvo a verla de nuevo, y como cada día volveré a compartir con ella la misma jornada, con sus rutinas y seguramente  parecidas pláticas y pensamientos. Las risas y las alegrías y si todo va bien, ningún malestar. Quizás, con algún factor sorpresa.

    Conozco de ella hasta sus más íntimos secretos, como si dentro de mí se hubiese gestado su personalidad. Moldeada a los caprichos del tiempo en el que nacimos.

    Hoy me pregunto si la sigo queriendo por eso o, la dejé olvidada al darme cuenta de que era tan normal como yo. El amor que nos une tiene idéntica longitud, y tal vez, pueda estirarse hasta considerarnos por igual de especial.  

     ¿A quién se le puede amar mejor que no sea ella? Ahí la tengo, enfrente de mí y sin pronunciar palabra, Sin tan siquiera un sonido nos hemos entendido mejor que siendo amigas.

    Mirando con esos ojos serenos, abiertos y con un redondo mapa del mundo en el centro de cada uno. Tan sólo observan cómo me entretengo a estudiar los trazos del mapa que están mostrándome. 

    Me pierdo en su mirada almendrada y obtengo los planos de muchos caminos, ríos de información y mares de sabiduría, montañas escaladas y multitud de lágrimas y sonrisas por cada vía del camino. 

     Es semejante a estudiar tu propio libro de la vida dentro de una inmensidad pequeña. El ser que me observa viene de muy lejos, de años luz incontables. Sus experiencias son cuantiosas y extraordinarias.  

    Ha dejado su comodidad para ofrecerme su experiencia por la vida. Y yo me he comprometido a quererla como solo puede quererse una misma.  

    Buceo con descaro y entusiasmo  en esos pequeños globos terráqueos que justo ahora me están diciendo tanto y me pregunto, ¿a quién tengo enfrente en silencio que tanto valor tiene? 

    ¿Quién eres realmente? ¿Acaso eres un Ser de Luz venido del espacio? Sus ojos hablan con una amplia sonrisa de complicidad y comprendo, que estoy hablando con la persona que más amaba del mundo.  

               Observo la vida en mi misma y lo único que nos separa
es un reflejo.  

Mila Gomez.




Paul Delvaux "Le Mirror" 1936


Imagen de Internet.

martes, 18 de agosto de 2015

El hombre del taburete




    La noche estaba espesa, cortante y húmeda a causa de la cercanía del mar, contagiada por la atmósfera caliente del agosto. Mi amiga tiene problemas y quiere ahogar sus penas en alcohol, como suele decirse, y suplica que le acompañe a divertirnos juntas.

    No se lo digo, pero viene haciendo rato que tengo una rara sensación, algo que palpita en el ombligo y resuena con pitidos en la sien. Siempre que la siento ocurre algún disparate en mi presencia, cuando  no, un trágico accidente.

    Entramos en la sala de fiestas, una multitud de gente la llenaba y las luces de los focos proyectaban tubos incandescentes en el centro de la sala. Enseguida los ojos condujeron mi mirada hacía un hombre relativamente joven. Sentado en un taburete frente a la barra, sosteniendo un grueso vaso de licor y absorto en deberes mal hechos o resueltos. Tiene mirada cansina, de resignación, o simplemente de aceptación. El alcohol está siendo libado y entrando en su organismo en forma de ejecutor.

          No quiere hacer daño, pero sabe que en cualquier momento se cabreará con lo que le venga. Hoy siente que algo va mal.

    Muy cerca, grupos en discordia se cantan las cuarentas en tono poco formal. Un poco más lejos dos gallardos mozos parecen estar disputándose a una atractiva mujer. Allá, en un rincón, dos corpulentos jóvenes baten puños entre ellos. Hay en general, un ambiente enardecido, de agresividad. Una de esas noches en las que parece que has perdido el control de toda situación y te mueves por inercia del entorno.

    Percibo primero y luego veo que en una zona de la discoteca, concretamente en la ocupada por los díscolas y el hombre del taburete, más las rencillas, penas y malestares de algunos, unas nubecillas oscuras como si fueran volutas de humo, se van moviendo y uniéndose entre ellas. Son la energía negativa que ha producido la gente en el ambiente. Formas que se están juntando para fortalecerse y formar una onda grupal, y así, potenciar su efecto sobre la causa. Es negativo, ¡muy negativo!! Y no me sale ni temblar de pánico, pues ya conozco de qué puede ser capaz.

    Aquella energía se está arremolinando y acercándose cautelosa en dirección al hombre del taburete. Percibe en él, más debilidad que en el resto.

          Esa noche ha sido el elegido.

    Ha llegado hasta el pobre ejecutor de sus designios, le rodean por completo y está siendo absorbida por sus miedos a la vida, se está alimentando de ellos. En esa voraz energía va incluida miedos de los seres disconformes que están dentro del recinto, vampiros de energía que se recargan con la de los demás, en su forma más primaria e inconsciente.

    El hombre del taburete vacía uno tras otro el licor del vaso y su expresión sigue siendo abstraída. La energía negativa de los otros comienza a apoderarse de su debilidad y sin pensarlo, coge y comienza a juguetear con un cuchillo que el camarero, ha dejado olvidado en la barra después de cortar limón.

    Con un impulso de intuición gira la cabeza y sus ojos se topan con una alegre pareja que acaba de entrar.

    La conoce, ¡es ella!! La maldita que le ha dejado por otro hombre, ¡no soporta verla feliz sin él! Una rojez intensa le cubre el rostro y el cuello. Los pensamientos se están descontrolando, no puede pensar por sí mismo y otros lo están haciendo por él. Se acerca a ella tambaleándose por entre  la multitud y, sin mediar palabra, le asesta a la que fuera su mujer una mortal puñalada en el abdomen.

          Junto a ella quedó paralizado, el hombre del taburete, perplejo y con las manos manchadas de una sangre que sigue limpia por las venas de los hijos de ambos. 

Y su miedo ha engordado.  

Y los que fueron a festejar, están serenos. 

Y así actúa a veces la mala energía, la negativa, la que enviamos o la que recibimos.

Y eso que se piensa, se desea o expresa, toma una dirección y una presa por el camino.

Y siempre,    NADA ES, LO QUE PARECE SER.

Mila Gomez.

domingo, 9 de agosto de 2015

Premios y Agradecimientos




En el mes de julio recibí dos premios. De nuevo estoy agradecida e ilusionada por semejante distinción. Para celebrarlo quiero hacer honor a una Ley Universal. “Dar y Recibir”.

Me complace recibir y repartir lo que a mí me han concedido, en especial, esa ilusión que se me ha entregado.

El primer premio me lo concedió Mercedes Campos y su blog; Merceditas, que te caes… Gracias amiga bloguera por tenerme entre tus nominados.

PREMIO BOR Litarcihis Blogger

¿Qué es este premio?
BOR significa Blog Original
Litarcihis: Nombre de la mención. 

A los blogs Literarios: libros, poesía, relatos y todo tipo de escrituras fantásticas, terror, ciencia ficción...
Sobre Arte: Pintura, escultura, música, arquitectura, decoración, cocina, cine, teatro...
Ciencia: Biología, naturaleza, arqueología, ecología, física, matemáticas, astrología, botánica...
Historia: todos aquellos que nos hablen de nuestro pasado y recuerden con fotos y escritos todo aquello que la memoria olvida.
Bloguers: Un premio que es concebido no solo al blog, sino también al creador que se lo curra y lo maquea dándole presencia, estética y realce para que quede bonito a simple vista además de llenarlo con contenido adictivo.
Los blogs nominados deben ser de tu agrado y aportarte algo a nivel personal (es indiferente el número de seguidores que tenga).
Normas
1- Agradecer al autor y el blog que te lo concede.
2- Publicar el premio en un lugar visible en tu blog.
3- Nominar al número de blogs que creas conveniente (10 blogs como máximo).
4- Comunicar tu nominación a los blogs elegidos.
5- Que el blog al que se lo concedes sea de tu agrado y te aporte algo a nivel personal. Indiferente el número que tenga de seguidores. 

Nominados 
Eva Mercader y su blog  La Ciudad Esmeralda.
Alicia González y su blog LAS AVENTURAS DE SAM.
Hilando Historias y su blog Hilando las historias.
MI PAIS MI CULTURA y su blog MI PAIS MI CULTURA.
Leticia Mort y su blog Entre Flores de cerezos y letras.
Puig Deuloefeu y su blog Nataú.
Tintero Creativo y su blog Tintero Creativo.
Mariano Valverde Ruiz y su blog MARIANO VALVERDE RUIZ AUTOR.
  
Premio Dardos 



Éste fantástico premio me lo concedió otra compañera bloguera a la cual aprecio mucho. Irene G. y su blog; La Quimera. Gracias de todo corazón amiga.  
 
Y ahora siguiendo el patrón del recibimiento del premio, contestaré una serie de preguntas:
1. ¿El primer libro que leíste? 
Los renglones torcidos de Dios, por Torcuato Luca de Tena.
2. ¿Por qué escribo? 
Es un placer plasmar en letras lo que sientes que la vida te permite mostrar. 
3. ¿Tienes una musa o inspiración? 
La vida misma. 
4. ¿Escribes lo que vives o vives lo que escribes? 
Las dos cosas.
El premio Dardos es otorgado en reconocimiento a valores personales, culturales, éticos y literarios que son transmitidos a través de una forma creativa y original mediante la escritura. La insignia fue creada (no se sabe quién lo ideó) con el afán de promover la hermandad entre bloggers, mostrar cariño y gratitud por añadir valor a la blogosfera”.
El significado de este premio es el Reconocimiento a creatividad, dedicación y esfuerzo por mantener el Blog, así como la capacidad de trasmitir valores personales, culturales, éticos y literarios.

Las normas de este premio son:
1. Incluir en la entrada la imagen del premio. 
2. Mencionar y enlazar con la persona y el blog que te ha otorgado el premio.
3.Nominar y enlazar nuevos blogs que merezcan ese mismo reconocimiento.
Mis nominados para el premio DARDOS son los mismos que los anteriormente citados.

 Eva Mercader y su blog  La Ciudad Esmeralda.
 Alicia González y su blog LAS AVENTURAS DE SAM.
 Hilando Historias y su blog Hilando las historias.
 MI PAIS MI CULTURA y su blog MI PAIS MI CULTURA
 Leticia Mort y su blog Entre Flores de cerezos y     letras.
 Puig Deuloefeu y su blog Nataú.
 Tintero Creativo y su blog Tintero Creativo.
 Mariano Valverde Ruiz y su blog MARIANO VALVERDE RUIZ AUTOR.
¡¡¡ENHORABUENA A TODOS!!!

miércoles, 5 de agosto de 2015

El aroma de la noche




Vivo en un pueblo muy pequeño, y a no ser que haya alguna fiesta, a las cuatro de la madrugada el silencio es total, descontando los naturales sonidos de la noche. 

La paz se transpira y aprovechando mi insomnio decido salir a la terraza, a refrescarme la cara contemplando el Firmamento, hoy con su luna llena.  

Primero otee el paisaje cercano desde una posición elevada, abajo  con sus jardines, huertos y un cuadradito con casas de poca altura y asimetría.  Y como es habitual en los pueblos, la silueta de una iglesia sobresale por todas las demás. El pueblo iluminado por unas cuantas farolas y el fulgor de la luna. En definitiva, un pedacito de tierra viva dentro de la Tierra.  
 
Alzo los ojos a ese Cielo estrellado y busco a la esfera colgante que tanta intriga ocasiona. La luna, hoy la veo muy hermosa, tiene un aura entre azulada y gris, y por su lado pasan vetas haladas de nubes. Parcialmente el cielo está igual, y la vía láctea casi se confunde con las vetas. Las estrellas me dan la sensación de estar dispersas, y todo tiene cariz de neutral, de lo más amigable y familiar. 
 
Voy desviando la vista de uno a otro lado por el contorno celestial, hasta toparme con las montañas que rodean al pueblo, y me doy cuenta que lo que veo es similar a una cúpula, un medio arco con luces colgantes y una redonda y brillante luna, todo, en un entorno etéreo y respirable.  
 
Pude imaginar, otra cúpula igual debajo de mis pies, las dos unidas. ¡Estaba dentro de una bola inmensa!!!! 
 
Y sentí, que una claridad muy grande se apoderaba de mí.
 
Allí estaba yo, en un pequeñísimo trozo del espacio universal. Suspendida y sostenida por una fuerza inexplicable que hace rodar todo el sistema. Es el aire que estoy respirando, en esta atmósfera que va enviando vida para la sustentación de todo un planeta. 
 
Y estoy sintiéndome dentro de un globo terráqueo, un Universo conocido que a la vez, está siendo sostenido en el espacio por otro Universo, un gran desconocido. Y los dos están dentro de un espacio que corresponde a la nada, al infinito, a la inmensidad de la palabra.
 
Y yo seguía allí, imaginando la grandeza del Infinito y percibiéndome tan pequeña como un microbio y tan valiosa como una vida. E imaginé, que cuando tuviera que partir de aquí, traspasaría todas las esferas celestiales y llegaría a la nada, me fundiría con el Infinito y sería consciente DEL TODO.
 
Mila Gomez.