sábado, 16 de septiembre de 2017

Mechero de Bolsillo



"Ahora, con más años por detrás que por delante, los misterios se desvelaron"
El pronóstico a punto de cumplirse, el corazón late en calma preparándome para un especial encuentro; Es con la muerte, compañera de nacimiento para que aprendiera a convivir con ella en vida. 

Sumido en agradable sueño que no permite despertar, consigo evocar lo que llevaré habiendo sido mi existencia, dentro de ella, algo que no hubo necesidad de sobrellevar.

La guerra, no me forjó tan gran hombre ni valiente como creí volvería después. Tristeza, rabia y otras furias siendo fieles sentimientos con vívidas imágenes impidiéndome en demasiadas ocasiones un dormir sereno. Incalificable sacrificio y encarnizado exterminio. Pérdida de vidas humanas atroz sufrimiento y sangrías de sangre presencié para un propósito que ni nos iba ni venía.  Hubo cosas en la guerra que no encajaban con mi aspecto de soldado. 

Curiosamente, ahora pasea por mi mente un ser muy cercano a los que allí eran mis hermanos.  La perspectiva se amplifica y ahora veo siluetas.

Estoy con ellos en las trincheras besando oliendo y leyendo con reflejada alegría en el semblante las cartas de la familia, amigos, novias ¡qué sé yo! Ánimos, amor fe paciencia esperanza todo aderezado con olor a jazmín, a rosas o lavanda. Resurgiendo con el sueño del feliz reencuentro, la guerra era reemplazada  por la paz.

Al que llamábamos escribano redactaba nuestras cartas con solemnidad y pulcritud olvidando el destierro y enviando alguna mentira felicidad.  Y aquél, que recibía generosos paquetes de comida, ropa zapatos picadura de tabaco papel de liar y mecheros de bolsillo de los que hacían poca llama y por la noche podía salvarte la vida. ¡Con cuanto honor lo compartía todo!, igual que si con su generosidad se librase de un combate.

El tabaco, eso sí era un lujo y evadía el aburrimiento, la soledad la tristeza cualquier pena o nostalgia, era el cómplice de la amistad y de las conversaciones con buen humor. Tanto era lo que ofrecía entonces el tabaco que si un soldado llegaba sin haberlo probado allí lo conquistaba. Al terminarse la picadura la sustituíamos por los pámpanos secos de las viñas o cualquier otra hoja, el caso era, evadirnos de la absurda realidad en la que nos habían metido.

En mi mudez y rodeado de cariño a punto de partir, se desveló que valió la pena conocer la alta frecuencia y naturaleza asombrosa de la fraternización.      

Mila Gomez. 


El relato participó a concurso para la comunidad "Escribiendo que es Gerundio" comenzando con la frase subrayada en azul. Al no ser ganador, me permití ampliarlo. Espero que os guste. 


viernes, 30 de junio de 2017

Vacaciones y alas para disfrutarlas














* La felicidad no es la ausencia de problemas, es la habilidad para tratar con ellos. 

* A veces las cosas llegan cuando las dejas de buscar. 

* La persona que no está en paz consigo misma, será una persona en guerra con el mundo entero. 

* A veces buscamos lo que todavía no estamos preparados para encontrar. 

* La vida es tan sabia, que si no has aprendido la lección, te la repite. 

* Cuando no esperaba nada; “EL TODO” me encontró. 

* Mientras tú sepas quien eres, no tienes nada que demostrar. 

* La máxima victoria es la que se gana sobre uno mismo. 

* Las personas hermosas son raras, no se distinguen por la cara, sino por el alma. 

* Con nuestros pensamientos creamos el mundo. 

* Estamos en este mundo para vivir en armonía, quienes lo saben NO luchan entre sí. 

* La mejor manera de predecir el futuro es creándolo. 

* El odio no disminuye con el odio; el odio disminuye con el amor. 

* El ser humano está dispuesto a negar aquello que no comprende. 

*Lo que está destinado a suceder encontrará la manera de que suceda. 

* Donde no puedas amar, no te quedes. 

* Nunca te mientas a ti mismo y no hagas nada que implique traicionarte. 

* El verdadero viaje de descubrimiento no consiste en buscar nuevos paisajes; sino en tener nuevos ojos. 






* Las frases han sido seleccionadas de la red al igual que la imagen y vídeo. Con esta sinfonía de letras y música hacía la libertad del cuerpo mente y espíritu, me despido de mis compañer@s y demás lectores de Google+ hasta septiembre.


FELICES VACACIONES .



Mila Gomez. 



miércoles, 21 de junio de 2017

El Grande al pequeño



Le dice el Grande;

Crees ser tú el que por lo general controlas la situación, pero no lo eres cuando permites que un intruso que tiene por muy seguro manipularte con el miedo de que nunca serás tan Grande como Yo, sea capaz de que le creas.

Pequeño, adolescente, mayor, y ahora en la etapa de tu madurez, puedes decirle a ese conspirador que te engaña con peculiares argucias que deje de confundirte, que tan solo es una voz más pequeña que la tuya y estando en tu crecimiento no vas a permitir que siga haciéndote creer, que por pequeño que le parezcas no logrará hacerte más pequeño que él, porque ahora sabes que puedes aprender a sentirte tan Grande como lo Soy Yo.

Siendo en la madurez, el Grande colabora con el pequeño para conseguir un solo Ser dentro de la misma Identidad. 
YO Soy, yo. 

Mila Gomez. 






jueves, 15 de junio de 2017

La Sombra de Eva.



En el siglo pasado vivía Eva, hermosa y rica mujer, conservadora de sus bienes y composturas. Casada con un aristócrata de igual condición que le gustaba, pero no lo amaba y deseaba por ratos.

La pareja tuvo hijos porque no se podían evitar. Eva por no estar enamorada de quién tampoco la amaba de verdad, encontró fuera del  hogar al hombre que sin buscar, estaba esperándola, se llamaba Manuel y ni era conservador ni pertenecía a la clase bien mirada.
Los dos se amaron.
Llegó para Eva el momento de decidir.

El amor entregado por Manuel tiene que ser recibido de igual manera por su amada, con la misma entrega para así poder devolvérselo. Pero Eva no entregó a Manuel el amor recibido por él.

El miedo la paralizó, encontrando en dicho miedo mucha pérdida.  Manuel no era de su condición. Si se iba con él, ¿conservaría todos sus bienes? ¿Su familia aceptaría la ruptura matrimonial y al nuevo amor con agrado? ¿Sería desdeñada por sus amistades? ¿Sus hijos verían en Manuel a un padre? ¿Le daría todo lo que ella de la vida necesitaba?…

El miedo hizo creer a Eva que el amor no merecía la pena y aunque no lo supiera ni imaginara, lo que en verdad tenía; miedo a la felicidad.

Y dejó que Manuel saliera de su vida.  




Siglo presente. 
Con un amor muy oculto bajo la sombra de un miedo a la felicidad, Eva  regresa a Tierra para entregar el amor a quién la reconociese poseedora del mismo.

Manoli llegó a Tierra a recibir aquello que había conocido por haberlo entregado ya, a alguien que la esperaría para dárselo.
Ninguna de las dos supo explicar jamás que cable perforó la caja de la memoria que al encontrarse sus miradas se reconocieron fusionadas. No pudiendo evitar el enamorarse casarse y adoptar a dos lindas criaturas.
Sin embargo, por más que se esfuerza Eva en encontrar en sí misma lo que Manoli le diera con agrado y sin expectativas, el amor que yace sobre témpanos de terror le sigue preguntando lo que en el inconsciente guarda en paño dorado. ¿La aceptará con agrado mi familia y amistades? ¿Voy a ser feliz con ella? Si el amor llega a terminar ¿qué pasaría con los bienes y nuestros hijos? ¿Tendremos alguna dificultad social por ser pareja homosexual?  ¿Cómo puede amarme tanto a pesar de mis temores, y acaso, atacarla en donde más le duele? ….

¡Pero ella la amaba! ¿A qué venía la inseguridad de no poder vivir feliz con ella? Cierto que siempre le atrajeron los hombres pero ahora ni los miraba con el agrado o deseo que suponía le debían atraer.

Un día Eva buscando en su corazón algo que sentía perdido tuvo una clarividencia, se vio en otra Eva de distinto cuerpo que aún seguía viva llorando por la falta de visión y su gran temor, con todo aquello tan absurdo que restó valor al amor, eligiendo vivir en la sombra donde ocultó la felicidad que se negó.

Al volver de la experiencia Eva comprendió, solo le separaba de su otra antepasada un error de decisión, las dudas habían retornado con ella para despistarla y viera claramente que lo demás, tan solo eran experiencias secundarias que a nadie excepto a ella importaba.  Su amor era completo con Manoli en un solo incondicional, entregado y recibido libre de todo temor, íntegro en sí mismo.

Ahora conocía la decisión errada de la otra Eva y a ella se le había otorgado el poder para entender y con ello, la posibilidad de liberar a las dos de lo que nunca tuvo sentido. La sombra, tan rebuscada, lejana y a la vez tan presente en el tiempo que no le permitió la dicha hasta comprender que se negaba a ser feliz, (otra vez.) Y para decirle a Manoli que, ¡lo había recibido, el amor! 

Y pudo al fin entregarlo de la misma manera en que le fue dado.


***
El relato Kármico ha sido elaborado teniendo en cuenta que si el tiempo tal como lo conocemos y vivimos no es "real" por solo existir la eternidad, resulta que todas las realidades vividas o por vivir estarían sucediendo dentro del mismo espacio tiempo a pesar de no poder acceder con claridad nada más que a la presente. "Las sombras"  esos miedos inseguridades ....   indicadores de que todas las realidades (vidas) tienen su continuidad, con lo cual, si consigo descubrirla/s y liberarme aquí de ellas, de alguna forma quedarían liberadas en vidas pasadas y futuras, siendo yo, libre en el presente. 


Mila Gomez. 


miércoles, 7 de junio de 2017

Acrofobia


Relato que participó a concurso para la comunidad  Escribiendo que es gerundio  cuyos propietarios  +Julia C.   y +Francisco Moroz  me invitaron a colaborar.  Está  basado en la siguiente fotografía. 

Imagen de la autoría de Francisco Moroz

ACROFOBIA

Sufría de acrofobia, sin embargo me fascinaba la idea de practicar deporte de extremo, como alpinismo, paracaidismo, puenting… No sé de qué recuerdo olvidado sentía esa contradicción, ¿qué hacer para liberarme de la frustración por no poder hacer aquello con lo que deseaba?

En momentos en los que iba dejando atrás mis ilusiones y resignarme con aparente valentía o cobardía, aparqué un sueño y probé a olvidarlo uniéndome a un grupo de ciclistas que hacían excursiones por montañas. Familiarizando con la Naturaleza de otra forma menos osada que también gustaba, entrañando un peligro más llevadero, las alturas las veía cercanas y la acrofobia se difuminaba con las nubes.

Juan y yo nos enamoramos, pertenecía al Grupo de Socorro de Montaña y estaba habituado no solo a escalar altas paredes pétreas, también tenía por afición a todo a lo que yo le tenía pánico. 

No sé con certeza con qué conjuro se hizo valer Juan, que una vez contado mi miedo a las alturas empezó a aparecer en mis sueños, juntos realizábamos grandes hazañas desde cumbres inimaginables en mi realidad física llena de obstáculos. Sueños en los que incluso ascendía y rapelaba  por paredes heladas con la ayuda de crampones y un sofisticado equipaje. 
¡Todo parecía tan real!

Hacíamos actividades diferentes que despierta, hubiera jurado que una era más peligrosa que la anterior. Hacer puenting sin sentir vértigo me hizo reír hasta contagiar a Juan mi felicidad. Adquirí confianza y valor que por el día me sentía otra.

Lo  esperé, pero no apareció en aquel ni en ningún otro sueño volvió. Sola, miraba con nostalgia lo que al parecer no volvería a disfrutar. Una invisible presencia animosa me alentó a descubrir por mi misma los secretos de la vida y cada paso aprendido con Juan los realicé con confianza. Descubrí; Que los sueños son parecidos a la realidad y que en común temen al miedo. 

Ahora lo sé, Juan con su amor penetró en mis miedos y los liberó.

Hace unos años fui campeona de España de Escalada de Dificultad, y el salto al vacío ha dejado de ser desconocido. 


Mila Gomez.


sábado, 27 de mayo de 2017

Contigo






Un lenguaje oculto en las palabras un sonido diferente en el timbre de la voz que escucho desde tu corazón, en un acariciar la piel con la dulzura de la miel y en un acercamiento con el que la sed aplacas. 

Lo silenciado en una mirada lo expresas, y lo que dices va acompañado de un sentimiento que me alcanza y bendice.

La sonrisa que tu faz muestra los ojos ilumina y veo tu alegría igual que si fuera mía. Y en la tristeza aparece un halo de confianza comunicándome que mañana será mejor día.

Más profundo, desde el alma, entiendo que soy una contigo y los obstáculos se diluyen cuan una quimera en la que solo aparece una experiencia para tener más fortaleza. 

Sin ti no soy y contigo soy, pero sin ti soy y contigo no soy, pues los dos advinimos del vacío de la nada en donde las limitaciones y diferencias por no existir, no cuentan en lo Absoluto. 




Mila Gomez. 

Post dedicado al esposo y compañero en el camino de mi vida. 



viernes, 19 de mayo de 2017

Aquí y Ahora






Tenemos bastante claro que solo existe el presente, el famoso "aquí ahora" y que no es otra cosa que un perfecto instante eterno, al ser un instante que siempre está en el presente.

El pasado dejó de ser cuando se convierte en presente y el futuro, ahí contamos con infinitas posibilidades que van llegando al presente de instante a instante. Por lo tanto, comprendiendo o no, el presente es el único momento existente por ser ahí en donde somos y actuamos.

La ciencia ha demostrado que las tres líneas de tiempo, pasado presente y futuro convergen simultáneamente y se fusionan en un punto de unión. Aquí y ahora. A nosotros nos queda por experimentar dicha creencia y hacerla nuestra verdad.  "Atrapar" ese momento como único instante de vida que tenemos para vivirlo plenamente y con consciencia. Estoy en lo que hago y lo demás va fluyendo por sí solo.

El tiempo en sí mismo es atemporal, pero para desplegar las vivencias diarias con un cuerpo físico necesitamos tiempo temporal equis. Un principio y un final de ese tiempo atemporal, digámosle "prestado" que hemos marcado con reloj.  Alfa y Omega. Sabemos que lo que verdaderamente nos "sostiene" no es el cuerpo, si no, el Ser inmortal que nos habita, por eso el cuerpo un día, se desintegra. 

Entendiendo la filosofía de esta realidad única marcada en tres tiempos;
Si la mente la tengo puesta en propuestas del pasado, qué pasó por qué y cómo pudo haber sido y cómo se puede arreglar y constantemente está ocupada en un ir y venir de aquí para allá, resulta que estoy viviendo en pasado inexistente y fabricando un futuro igual de incierto. La mente está llena de datos que sirven a que el presente siga por el mismo camino y nosotros dando las mismas vueltas en torno a los mismos asuntos. Solucionamos unos conflictos y nos vienen otros. 

Con lo cual, la mente en el permanente pasado con sus creencias y limitaciones, o construyendo futuros que ni sabe le convienen de verdad está fuera de tiempo presente aquí y ahora, por muy ajetreada que ande en sus silencios pensantes, es una mente que está en blanco, pues la información que contiene solo sirve para encadenarse y permanecer en un estado de continuo bucle.  Se emborrona más lo escrito y resulta indescifrable después. Es un blanco que está oscuro.

Se obvia con facilidad algo de gran relevancia, que a consecuencia de deambular entre lo que es y lo que  pudo haber sido, con datos en desuso o escenarios futuristas que encajan a duras penas con las perspectivas felices que tenemos, nos perdemos el escuchar al Ser maravilloso que habita en cada uno. El Ser que se comunica con nosotros en la quietud de la mente en el momento presente. Simplemente estando y dejando que Éste nos guíe asumiendo y aceptando lo que nos viene dado.  Es una información que se escucha desde la intuición, la alegría, el buen humor, y por sí sola se filtra hasta la consciencia para que podamos manifestarla con originalidad.

Somos Seres de Luz, nuestro Ser es originario desde el principio del tiempo y más allá de éste, por lo tanto, el Ser que verdaderamente somos es Original y Pura Esencia, y aunque no se muestre a los sentidos físicos es más real que la materia, es el que nos ayuda a captar el instante del tiempo temporal para que sea el único acertado. Si lo que queremos son respuestas lógicas y concretas a las preguntas debemos aprender a comunicarnos con nuestro Ser cada quién con sus propias herramientas y, sin desviarnos de la fe de que serán atendidas a su debido tiempo.  Entendemos que nada es imposible, cuestión de voluntad el proponérselo. 

Asombroso que ahora en el presente esté creando un tiempo futuro que me traerá los efectos que aquí ahora estoy creando siendo estas consecuencias de una atención o inatención que posiblemente causarán dolor, incertidumbre o una alegría... 

Lo que soy, aquí y ahora, viene de un futuro que es el presente que pasará en un instante a ser pasado. El verdadero encuentro es adentro, con el Ser que me mantiene DESPIERTA. 


Mila Gomez. 


domingo, 7 de mayo de 2017

Deseos





Ya le decía su madre "que tenía la cabeza llena de pájaros."

Miró en donde el tiempo era deseo y deseó, cuando ingenua su cabeza le hablaba de fantasías y sueños realizables. Sonreía, mientras se veía envuelta de lo mejor que había creado en su trastienda. Arrogante y segura miraba a los vecinos, también venidos de la nada a los que dotaría de vida, algún día. Su ego pequeño crecía, la fama y el éxito le acompañaban mientras instruía su voz en los escenarios del barrio, su mejor baza para hacer realidad sus sueños. 

Diseñó a su manera el futuro y se extasiaba con aquella  Casa de los Alpes vista en una revista, allí se vislumbraba al confort de unas vibrantes llamas de color azulado, amarillentas y rojizas, contemplando  la caída del  sol y teñirse  el cielo con las pinceladas del atardecer.  

La vida familiar organizada, amigos incontables y alegría y vino para brindar por su fortuna.  

No a la inquietud, a la escasez, no al miedo al desamor o a la enfermedad, a las enemistades o a familias desunidas. Al esfuerzo o la decadencia. Sin penas ni llantos a no ser que éstos fueran para alegría.

Sus retos mentales anidaban en la paz de la inocencia, entretanto crecía iba desilusionándose sufría...

Pasaron años y Mónica, mira otro tiempo en la que está presente con la ausencia de muchos deseos de otrora, al frente y a ambos lados, arriba y abajo observa que otros deseos a los que no prestó atención conforman ahora su mundo con las incógnitas impresas en los pliegues de sus arrugas. ¿Qué me trajo el Universo?  Toma un sorbo de vino de la copa, y ríe casi con descaro alzando la vista al azul del mediodía diciéndole a los pájaros, ¡el Universo tiene humor!

En ese descansar sereno que proporciona las experiencias llevadas hasta el extremo del delirio, se da cuenta, ningún deseo es abordado únicamente desde lo deseable, si no, desde lo intrínsecamente saludable. Una fuerza mayor y sabia subyacente en los mismos deseos entiende que justamente necesitas todo lo contrario para valorar de la vida la valía de la misma y de lo que te juegas en ella. Ninguno de aquellos deseos lejanos pero no olvidados si los hubiera recibido cuando los quiso poseer, podían haber sido bien acogidos si primero no entendía lo que verdaderamente necesitaba. Simplemente en la madurez del camino, Mónica comprende que todo tiene un orden. Y los deseos, algunos se quedan en suspiros, otros van llegando a medida que se está preparada para recibirlos y darles el lugar adecuado en su disfrute y entendimiento. 

Ahora ya nada importa, porque lo importante siempre lo mantuvo a salvo con ella. 



Mila Gomez. 


Tus sentimientos crean el patrón desde el cual tu mundo es creado, y un cambio de sentimiento es un cambio de patrón. 
"Neville Goddard" 




Post dedicado a +dimarca Por ser quién me sugirió la idea de hacer un relato inspirado en la fotografía, y este fue el que surgió.  Gracias, dimarca.  Espero os haya gustado. 

sábado, 4 de marzo de 2017

Distorsiones









Sombras

Seis noches consecutivas huyendo de lánguidas sombras  que tratan de atraparlo en la pesadilla. Encontró manera de evadirlas y llegar a su mundo a través de pulsar el interruptor de la luz que nunca encendía nada. Se despertaba envuelto en sudor, un sabor salitroso en la boca y con el corazón al filo de un infarto.

En un  mal sueño escuchó lamentos de aquellos días pretendidos olvidar, cuando apodado El Negro Tesorero de una infernal guerrilla sentenció a muerte a quiénes inútilmente negociaban por su defensa. Esa noche, es perseguido por su oscura conciencia. No pudo encontrar el interruptor de la luz, y quedó en tinieblas a la espera de escuchar las alegaciones. 

***
Dudas

Cada mañana nada más levantarse se miraba en el espejo en busca de esa belleza en cuerpo y alma que los demás decían vérsela. Ella no veía nada excepto dudas y un espejo que mentía. Por lo que creía no era suyo y el deseo de reconocerse, con aparente seguridad lanzó contra el vidrio su frasco de perfume, favorito de  él, rompiendo en pedazos el espejo y dispuesta a recomponer la vida a su antojo. 

***
Símbolos

Reconocía tener aversión al número 6,  al 66,  al 66, 6, terror al 666. Era obsesión,  a veces pánico comprobar que en la mayoría de letras al sumar su valor e incluso a la fecha de su nacimiento y en las matrículas de los coches que sumaba, saliera el fatídico símbolo al que ya consideraba diabólico y portador de su mala suerte. Vivía en tal estado de tensión que su vida estaba condicionada por la mala fortuna. 

Fue sin querer, que cayera al suelo el libro de la estantería y quedase abierto por su página final 666, desde el otro lado pudo claramente ver el 999.  Se le ocurrió pensar que tal vez, la vida la estuviera viviendo a través de una  desenfocada visión. 

Mila Gomez. 


Nota: 
Los primeros micro relatos con tan pocas palabras que escribo para publicar. La idea de compartir alguno fue de  +Julia C.   compañera bloguera y estimada amiga que me lo sugirió y acepté encantada. Me sentí a gusto mientras los redactaba y acordaba de ella. Este post se lo dedico con mucho cariño. Gracias, Julia. Espero que os hayan gustado. 


domingo, 26 de febrero de 2017

Tu y Yo




Si tú me dijeras que esta noche
la luna caería en mis manos yo te creería.
 
Si quisieras que te acompañase
a los confines del mundo te seguiría a ciegas.

Si juntos tuviéramos que surcar los mares
en una canoa, cada uno tendría
un remo con el que avanzar.
 
Y si, por equivocación entrásemos
en un infierno oscuro, de la mano
iríamos encendiendo las luces
del paraíso.  

A. 
Carlos O. M.
Mila Gomez. 

sábado, 4 de febrero de 2017

La Petición


En un sueño claramente escuchó.

Hola, María, yo soy, La Voz.
Tengo en Tierra a un anciano que se resiste a partir, posee una dureza en sus sentimientos poco común en el planeta.
No hay nadie que quiera responsabilizarse de él.
Ni lo quieren ni lo necesitan.
Su tiempo expiró y sigue en lucha por mantenerse muerto.
No voy a obligarle a partir y te encontré como alternativa.
Lo voy a enviar a ti.
Deberás recibirlo.

María preguntó a La Voz.
¿Para qué me lo entregas a mí?
¿Qué tengo que ver con su problema?

La Voz dijo.
La resistencia que él tiene a partir es igual a tu dureza por la vida.
Los dos os resistís por lo mismo, al derecho a que la vida fluya. 
Si tú eres flexible él lo será para marchar en paz.

María volvió a preguntar.
¿Qué mejor modo tengo de ver esta nueva situación?

La Voz dijo.
Míralo como un regalo que yo te hago. 












¡Cuánto odió a ese hombre!
Tiene la desfachatez de presentarse en su casa sin previo aviso, y con esa sonrisa burlona que tan despreciable siempre le dirigió.  Anciano y aún queriendo mantenerse joven con ese atuendo deportivo, si hasta su carnet debe de tener arrugas.

Por muy pasados que tenga los ochenta o a punto de morir, nunca le iba a perdonar que no acudiera al funeral de su esposo. Prefirió la caza por una viuda rica que se mofó después de él, cuando fue ella quién lo desplumó.

Nunca la aceptó por ser madre soltera de dos criaturas, que su hijo se casara con ella y responsabilizase de esa familia con amor, fue para él una deshonra. En consecuencia y por desobediencia, el padre castigó al hijo desahuciando de la empresa familiar. Prácticamente sin nada para ofrecer a ese hogar mestizo al que iba a vivir y por el que se alejaba de él.

Durante los tres primeros años se dejaba caer una vez por Navidad para darle un sobre a su pobre hijo, y mirar de reojo y burla a la que consideraba tan distinta de su ideología e idiosincrasia. 

Después quedó viudo y se lanzó a ensalzar su vanidad.

Nunca más supimos de él, salvo por las noticias que su hijo me traía a través de unas hojas de diario con la foto del magnate.

Hablé con él para comunicarle que su hijo había fallecido, solo preguntó la hora, pero equivocó el día.  Hoy no es día de visitas, y menos de una tan desagradable.

¿Cómo iba a perdonar a ese hombre que aunque padre de su marido le negó hasta el respeto? A causa de su dureza tuvieron días de hambre y dolor. No quería verlo y ahora estaba entregándole un sobre, ¡a ella!, y citándole una última secuencia de su vida.

Un cáncer por el que pagó para camuflarlo la herencia de su único hijo y el bienestar de una familia, a duras penas sustentada.

En el sobre estaba la foto de una triste casa que él le entregaba a ella y a sus hijos, a cambio de que se fueran a vivir con él mientras el cáncer marchaba de otra manera. 

Y seguía con la sonrisa burlona, autoritaria y despreciable de siempre. ¡Cuánto lo odiaba, ni vivir feliz le permitió! Si al menos se hubiera interesado por saber qué fue de la familia de su hijo.

No, no, no, decía mientras lentamente le cerraba el paso y la puerta por la que entrara.

Una voz infantil, cantarina y curiosa se colocó entre los dos.
Él preguntó antes de dar el último paso.
¿Quién es?
La mujer contestó.
Es María, la nieta sanguínea de su hijo fallecido.
La niña preguntó al hombre.
¿Quién eres?

Una luz en la mirada dulcificó la sonrisa del anciano, como si toda la soledad y la culpa padecida se hubieran disipado al contemplar a la criatura. Al fin valió la pena descorrer la cortina del orgullo aunque solo fuera por ver los ojos de su hijo en aquella hermosa, ángel, una sola vez. 

¡Hola, María, yo soy (…) tu bisabuelo!

María al observar el rostro de fervor recordó la petición de La Voz.
¿Allí estaba su regalo?
¿Era la pequeña María el lazo de unión, o fue que el Amor hizo acto de presencia?

Los dos tenían que conocerse para entender.
El daño asumido ninguno de los dos lo podía llevar a la tumba. 


***
En ocasiones no entendemos ni el por qué ni el para qué de estar viviendo una determinada y angustiosa situación, nada más hay que comprender que si la vida nos la trajo, es nuestra para mejorarla y convertirla en un regalo. Todo tiene un sentido lógico al que no le debemos dar demasiadas vueltas. ¡Relájate! y observa el acontecimiento como muestra de una elección en la que podría estar tu propia  liberación. 

Gracias. 
Mila Gomez.