domingo, 30 de septiembre de 2018

La Sorpresa




El avión venía con retraso; una excusa como cualquier otra.  Le dije que llegaría a casa tres horas más tarde. La verdadera intención del engaño era darle una anticipada y grata sorpresa por su aniversario. Confabuló la conflictiva casualidad permitirme ver a Joaquín con cara de tontolaba, balbuceando vanas escusas mientras torpemente escondía su descaro. Laura emulando sorpresa con semblante de ¡no sé cómo pasó! Me produjo náuseas el ver sus cuerpos brillantes por las perlas del placer. Si practicaron amor o sexo nunca quise conocer ni desde cuándo. Estaba viendo y experimentando la infidelidad de un modo cristalino. 

Me dolió, si, perdoné cuando conocí un buen día. Olvidé cuando comprendí  que una hermana se enamoró de un esposo por las cosas que yo despreciaba en él. 




Mila Gomez