sábado, 17 de agosto de 2019

La Página




Antes de abrir la puerta se prepara para encontrar la llave adecuada.

Sumida en quietud, ante su intrínseca mirada aparece la página. Caminó por líneas de  largos párrafos y repasó. Algunas letras sobraban otras debían estar impresas. Encontró errores, frases reiterativas en acciones e interrogantes acusadores. Palabras a las cuales no pudo dar nombre ni sentido. Espacios vacíos de recuerdos, desorden en el contenido. Sin razones y absurdos razonamientos.

La voluntad oscilando por la buena intención ella avanza pasos, luego retrocede, así, una y otra vez. Atascada en el bien desarrollo.
A medias consciente.
Descuidó la presencia en buena parte del camino.
Se da cuenta.
Es su evolución.
Está aprendiendo y cree, en saber corregir las faltas.

Acudió a Su Superior de editorial.
De la hoja entrega;
Emociones sentimientos y poses que olvidó de observar para conocerse mejor.
Lo que hirió por carecer de sano humor.
Palabras sin saber afrontar más las expresadas sin pensar.
Impaciencia por cosas que se saborean.
Vacilaciones.
Perezas.
Miedos.
Culpas.
Oportunidades postergadas.
Creencias obsoletas en las que confió y no le cambiaron como esperaba.  
Todo lo que la memoria quiso traer de su día con cubiertas de oscura energía.

Está soltando, dejando ir, liberando.
Algo en ella va desapareciendo.
Siente paz.

La página, ha quedado con clara lectura y justo en el punto final, descubre la llave para introducirse al mundo onírico. Escribirá una abstracta, y al despertar, estudiaría con atención los signos traídos.

Creando el día en una siguiente blanca.



Mila Gomez






Gracias Julia C. Cambil  por haberme animado a participar en la sección de microrrelatos de EL TINTERO DE ORO. Gracias, David Rubio, por tu generosidad y buen hacer en tu blog.

42 comentarios:

  1. Un relato muy interesante lleno de ese punto que tanto me gusta en la lectura, se me ha hecho cortito y todo, mis felicitaciones por tan linda composición y te deseo mucha suerte.

    Un abrazo desde mi alma.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Agradezco que lo hayas visto así, Rosana. Me diste gran alegría. Confieso que me hubiera gustado alargarlo más, quizá en otra ocasión le pueda añadir más detalles.


      Otro abrazo desde mi alma.

      Eliminar
  2. Entre lo poético y el ensueño. Palabras que liberan. Buen texto, Mila.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy acertado tu comentario, Marta, esa era la idea de visión. Gracias por dejar tu huella.

      Eliminar
  3. Me alegro que nuestra común amiga Julia, te haya rescatado de tu descanso para animarte a participar en este sugerente reto, que David Rabio, ha sabido con gran acierto crear para promover nuestras letras y que ahora nos compartas este reflexivo, poético y creativo microrrelato, dentro de tu línea de desarrollo personal.
    Resumes muy bien, querida Mila, en qué consiste este aprendizaje diario y constante que muestras escrito en esa página, al inicio del día en blanco y luego al término con todos los componentes que la han escrito y de los cuales es preciso poner atención.
    Efectivamente, ese constante autoconocimiento nos lleva a comprender la necesidad de soltar lastre, liberar energías y al final sentirnos en paz con nosotros y con el Universo que nos contiene.

    Un placer seguir tus publicaciones y compartir estos conocimientos.

    Un abrazo muy fuerte y que sigas disfrutando de tus vacaciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me había dado cuenta de esta magnífica oportunidad sin la mano de nuestra común amiga, Julia. Además, en pleno descanso bloguero y las musas que últimamente no están a favor...Pero cuestión de animarlas y algo salió.

      Estamos en el mismo bando, querida Estrella, las dos sabemos que el aprendizaje es constancia y mucha atención en cada gesto diario, por eso quise plasmar a modo de reflexión en este micro, un ejercicio para al menos, tener una guía de orientación. Cuando llega la noche es bueno hacer balance del día, soltando ese lastre y así conseguir un mejor descanso.

      Gracias por tan generoso y coherente comentario, lo de poético, parece que sin querer este estilo va saliendo casi solo. Me alegra conocer tu favorable opinión del texto.

      Abrazo enorme, y también tú, sigue disfrutando del verano.

      Eliminar
  4. Muy buen relato donde el aprendizaje es necesario para la comprensión poética. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bueno que lo veas así, Mamen. Un micro que salió casi poético sin darme cuenta. Gracias por dejar tu impresión y me alegra de que te haya gustado.

      ¡Un abrazo!!

      Eliminar
  5. No en vano cuando nacemos somos como libros cuyas hojas en blanco deberemos ir escribiendo con correcciones y tachones incluidos.
    La vida como continuo aprendizaje.
    Me alegro te hayas animado a participar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, Francisco, nada más nacer comenzamos las andaduras por las páginas de nuestro propio libro. De vez en cuando hay que hacer correcciones, como bien sabes, y seguir aprendiendo.
      También me alegro de que también participes en la propuesta de David.
      Gracias por pasar.

      Un abrazo:)

      Eliminar
  6. Hola querida amiga, que bueno recibir esas señales de vida, y ver que tus musas no pierden su estilo tan peculiar y caracteristico en ti.

    Encontrar este texto tan claro y a la vez tan enigmático, me ha causado una muy buena impresión. Me ha parecido un texto autobiográfico, incluso creo que eres tu en la foto, o me equivoco...

    Esa página que escribimos a diario y que raras veces repasamos antes de ir a la cama a dormir, para ir cambiando actitudes, y dejando a un lado lo que nos impide avanzar con fluidez y en la dirección que nuestra alma sabe que debe avanzar, es muy significativa.
    Así mayormente es como transcurren nuestros días, vamos llenando esa página en blanco sin prestarle mucha atención, hasta que nos vamos haciendo conscientes de realidades de aquí y de allá, de ese otro fantástico mundo de los sueños, y empezamos a prestar atención a las cosas de ambos mundos.

    Mila ha sido un verdadero placer leer tu participación (gracias y saludos a Julia) y saber que sigues soltando, liberando y sobre todo que sientes paz.

    Te envio un fuerte abrazo querida, sigue disfrutando del verano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, mi querida Harolina, pensaba en un relato de otro estilo y en la quietud salió esto, supuse que como una señal, debía darle luz en letras. Me gusta saber que te causó buena impresión y sí, podía decir que es autobiográfico si lo practicara a diario, pero a veces una pasa por alto el día vivido y bueno, lo dejo aquí como recuerdo. La de la foto no soy yo, al verla supe que era la que encajaba mejor al texto.

      Sería buena idea la de repasar cada noche esa página que todos escribimos en el día y que una buena parte no somos conscientes de nuestros actos. Luego en el sueño escribimos otra que al despertar poco recordamos. Dos mundos en uno que constantemente nos hablan de todo.

      Me alegra esta oportunidad de participar en la propuesta de David Rubio, también junto a ti. Sigamos soltando lastre, amiga.

      Otro fuerte abrazo se acerca a ti ahora mismo.
      Disfruta de tus seres queridos, y el cálido clima de tu país.


      Eliminar
  7. ¿Qué tal Mila? Creo que es la primera vez que te leo, y mira, me alegro inaugurarme con este magnífico corto, una alegoría del libro de la vida, nada más apropiado para una página de relatos.
    Enhorabuena compañera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Tara! Bienvenida a esta lectura. Me hará ilusión visitarte y recrearme con tus letras. Gracias por la buena acogida al texto.
      El libro de la vida, y cada día una página en blanco en la que poder expresarnos a diario.
      Gracias compañera:)

      Eliminar
  8. Cuánto me alegro de que te hayas decidido a participar en este reto de microrrelatos, querida Mila. Y si soy la "culpable", pues doblemente feliz :))

    Quizás tus musas estén de vacaciones, no lo sé, pero es evidente que se han posado sobre tu escritorio el tiempo suficiente como para permitirte alumbrar este magnífico y reflexivo texto. Me ha encantado esa metáfora en la que la hoja en blanco y sus "borrones" se convierten en nuestra propia vida, nuestro desarrollo, nuestro aprendizaje. Qué cierto es que hay que eliminar lo superflúo, lo que no es auténtico, lo que confunde más que aclarar, de nuestros textos. Solo debe quedar la esencia del mensaje y del autor, de la vida y de quien la recorre.

    Inspirado, escrito con tu más puro estilo, reflexivo e interesante, ¿qué más se puede pedir con un tope de 250 palabras? Bravo por ti, amiga.

    Un abrazo gigante de verano :))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre que me has propuesto escribir algo y lo llevé a cabo, ha sido un gran aliciente para mí, y créeme, esta vez va más allá pues aquí dejo un recordatorio que espero me sirva como aprendizaje. ¡Feliz NO culpa!

      Cada día es como una página que escribimos, está en blanco y vamos poniendo en ella todo nuestro hacer bien sea en pensamientos. Lástima que en muchos párrafos solemos estar inconscientes, actuamos por inercia o llevados por algún sentimiento que no captamos. El recordar cada noche ayuda a ir soltando el sobrante que por lo general, duele en algunas de sus formas. Aquí he plasmado lo que podría decirse un ejercicio de tantos para entrar en el mundo de los sueños más livianos.

      Me alegra de que te haya gustado, mi querida Julia, incluido el estilo de redactarlo. Sobre las 250 palabras, confieso que me llevó un tiempo en reducirlo a esa cantidad, jaja.

      Gracias, preciosa.
      Abrazo gigante, bien festivo:)

      Eliminar
  9. Querida Mila has elaborado un relato con el ingenio y saber hacer que te caracteriza y sobre el que reflexionas y nos invitas a la reflexión.
    Día a día llenamos una página de nuestra vida en el que no faltan reproches, culpas, dudas, incertidumbres, miedos, preocupaciones, emociones y sentimientos, actitudes equivocadas, etc. En el último párrafo del día siempre queda el aprendizaje que nos ha dejado la experiencia y el propósito de seguir avanzando, con la intención de modificar aquello que creemos debo ser modificado poniendo punto y final en ese capítulo del día y descansar hasta el nuevo día.
    Me ha encantado leerte de nuevo, corazón bello.
    Abrazo enorme con todo mi cariño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi querida Marina, qué bien desglosaste el contenido de esa página que vivimos todos día a día. Efectivamente, en ella vamos poniendo todo nuestro hacer y estaría bien que en el momento de ir a dormir, repasáramos esa hoja para dejarla lo más limpia posible. Es la manera de ir soltando lastre innecesario.
      Me alegro mucho de que te haya gustado.
      Gracias mil.

      Abrazo enorme con todo mi corazón.

      Eliminar
  10. La puerta como puerta de entrada a la creatividad del escritor, un abismo en el que es fácil perderse u no siempre se encuentra el camino adecuado. Has descrito muy bien ese proceso, lleno de incertidumbres pero también muy gratificante. Bienvenida al Tintero, Mila. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jorge. Ciertamente la llave a esa creatividad no siempre es fácil de encontrar, nos queda la perseverancia, quizás también la fe. Gracias por verlo así, enorme placer para mí.
      Procuraré seguir en el Tintero junto a los que allí estáis, me gustarán las compañías.
      Un saludo;)

      Eliminar
  11. Una página en blanco es siempre un reto que hay que afrontar. Nos podremos equivocar o acertar en nuestras decisiones, pero siempre será una liberación.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy cierto, Bruno. Asumiendo el posible riesgo, es una liberación en cualquiera de las formas en que se presente.
      Gracias por dejar tu huella.
      Un saludo!

      Eliminar
  12. Hermoso relato de tipo reflexivo. Mis preferidos. Gracias por compartirlo.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra conocer tu favorable opinión, querida Ana. Gracias a ti por llegar hasta aquí.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  13. Aunque ya he pasado antes por aquí, querida Mila, con el otro perfil de mi blog literario, ahora regreso con este otro, del de Poesía, para agradecerte tus preciosas palabras dedicadas a mi último poema y también por tu atención de unirte a quienes les gustó mi poema, en «Poesía en órbita».
    Un fuerte abrazo y que disfrutes de lo que resta de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida con tu otro perfil, querida Estrella. Un placer dejarte mi impresión acerca de tus hermosos versos que por supuesto, leí tu respuesta a mi comentario y me alegro infinito de que te gustara lo que allí dejé. Tu poema en "Poesía en órbita" otra preciosidad.

      Continúo aún en modo pausa, no obstante seguiré con las visitas.
      Otro fuerte abrazo, y feliz resto de semana;)

      Eliminar
  14. Hola Mila,
    Magnifico micro, me encanto, muy introspectivo el recorrido por esas páginas.
    Saluditos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola yessykan.
      Gracias por tus palabras acerca del micro, es un placer saber que te gustó la introspección implícita en la página.
      Saluditos:)

      Eliminar
  15. Hola Mila, tu relato es un reflejo de ese libro que día a día vamos llenando con nuestras cosas,unas más acertadas que otras pero son nuestras y todas válidas ya que forman nuestra vida.
    Me resultó muy reflexivo como lo cuentas.
    Un saludo afectuosos
    Puri

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Puri, un libro con nuestra particular historia y como bien dices, todo es válido al ser aprendizaje. Si lo encontraste reflexivo ya estoy contenta, ese era un cometido.
      Muchas gracias por tu tiempo.
      Saludos afectuosos!

      Eliminar
  16. Hola Mila
    Tantas cosas en tan pocas palabras. Un abrir ojos o puertas. Tanto que contar de cada página que forma nuestra vida.
    Un placer leerte.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Paola.
      Una página del día, siempre llena al llegar la noche. Y así, vamos llenando nuestro propio libro.
      Gracias por pasar.

      Saludos!

      Eliminar
  17. Hola Mila!, acabo de incorporarme y me encuentro con este bello micro en el que yo destacaría dos aspectos,... serenidad y esa cadencia que hace tan agradable leer y releer...
    Enhorabuena!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenido de nuevo, Norte, el descanso pasa rápido y yo, en medio del mismo, me decidí a escribir este micro para la propuesta de David. Es un placer conocer esa fabulosa deducción que sacaste del texto, con ese contenido lo plasmé.
      Gracias.
      Buen fin de semana;)

      Eliminar
  18. Hola Mila,

    En primer lugar, quiero desearte suerte con esta maravilla de Micro. No sé si sabes que soy ferviente seguidora de "El Tintero de Oro" de David, y siempre es una alegría encontrar relatos de autores que sigo.

    En segundo lugar, quiero felicitarte por el micro. Nunca se me hubiera ocurrido realizar este tipo de asociaciones de manera tan original.

    Un besazo ¡Feliz vuelta de vacaciones!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Macarena.

      Gracias por tan generosas palabras sobre el micro. Unir unas cuántas letras cuando en mente hay más, pero siempre es buen ejercicio para saber condensar las historias.

      Estupenda oportunidad la que ofrece David, en el Tintero de Oro, lo conozco de hace bastante en Google, y cómo son las cosas, ahora hemos conectado por otra red.

      Otro besazo para ti, preciosa.
      Feliz vuelta de vacaciones.
      Yo aún en modo pausa.

      Eliminar
  19. Hola, Mila, cómo me alegra volver a leerte, creo que poco a poco nos estamos reincorporando todos de estos días, un placer encontrarte de nuevo.

    Has escrito un microrelato, y lo has bordado, la verdad, te felicito.

    Besos enormes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María. también me alegra verte por esta casa y saber que nos vamos encontrando de nuevo.

      Muchas gracias por dejar este comentario tan tierno y lindo, amiga.
      Abrazo con besos;)

      Eliminar
  20. Hola Mila! Al fin estoy de nuevo entre ustedes después de un año ausente, ahora me tengo que poner al día de vuestras publicaciones. ha sido un placer leer tu microrelato.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Conchi! Ya irás de a poco poniéndote al día, yo también he estado un tiempo ausente e iré con un ritmo pausado. Gracias por pasar y leer el micro-relato.

      Abrazos.

      Eliminar
  21. Hola Mila, ya estoy por aquí espero que estes bien. La vida es un continuo aprendizaje de constancia y perfección. Solo tenemos que tener el valor de abrir esa puerta y adentrarnos hacia la profundidad de nuestra esencia para encontrarnos frente a frente con la intimidad de nuestro verdadero Ser. Con esa energía pura e incondicional del amor que somos, pero que no percibimos por estar constantemente flotando en la superficie o en lo superficial, ocupados con lo material o en cosas que creemos más importantes, sin explorar todo el potencial, que está siempre presente, esperando a que le reconozcamos para lograr crecer y evolucionar, que es lo que hemos venido a hacer a éste mundo, Pero que olvidamos por completo.
    Precioso relato!Un abrazo de luz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cristina, me alegro de volver a sentirte, estoy bien y deseo que tú lo estés también. Regresé con este micro para un reto que propuso un compañero, ahora iré publicando algo pero sin tiempo determinado.

      Qué bien explicaste y con qué forma tan bella para entender el aprendizaje de la vida, siempre continuo y en movimiento. Sería tan fácil vernos como solo amor y actuar impulsados por él pero, está ese pero que aún no nos deja ver el verdadero Ser que somos. Seguiremos en la escuela de la vida y colaborando con ella junto a nuestro potencial.
      Me encantó tu comentario, tu visita y huella.
      Gracias por la positiva apreciación del relato.
      ¡Un abrazo de luz!

      Eliminar