sábado, 26 de septiembre de 2015

La Silla del Perdón.






Lúcido;
        Despierto en un plano rayano al físico, en un valle con  frondosos hayedos de una ladera. Varios ramilletes de caminos con suelos tapizados de hojas otoñales crujientes. Con un trasfondo de cadenciosas dicciones que un arroyo cercano, interpreta junto a la atropellada sinfonía de los mirlos y el flirteo de las oropéndolas. A lo lejos, ladera abajo una pareja de cabra montesa desprende partículas de roca con sus cabriolas.

        Por uno de los mullidos caminos se perfilan siluetas de personas que voy reconociendo. Son María y un matrimonio amigo común, unos pasos atrás les sigue la gatita de María. Compruebo que los puede ver y seguir, a diferencia de ellos que no dan muestras de haber reparado en su tierna compañía.
        Están dentro de mi sueño pero en un estado mucho menos lúcido, la única de ellos que sabe dónde y para qué está allí es la felina, en las brumas de una nube con la atención en su presta ayuda y sin dejar de observar a María, que no llegará a notar su presencia en este fantástico viaje.
        El estado en el que se encuentran, les permitirá al despertar retener recuerdos con matices de claridad, aunque bastante borroso e increíble el contexto del sueño.
        Al llegar hasta mí, se expresan a través de aquella que no se le ha olvidado nada; Su Alma. 

Pasado; 
        En la época de Lagunas [siglo XVIII.] María, Rosa y Ramón, conocieron a alguien que desde entonces no ha vuelto a estar entre nosotros. Se trata de Paco, fue padre de Rosa y para los tres, la relación con él tuvo carices importantes.

Rosa me contó;  
       Que su padre y ella trabajaban para y en la casa de Ramón, familiar éste de María. Al enviudar y perder al hijo en el mismo día cuando su esposa lo alumbraba, Ramón se vino abajo  perdiendo la alegría y cualquier motivación por los negocios. Rosa se esmeró en atenderlo a fin de que al menos, tomara alimento. En su debilidad y desgana por la vida, Ramón acogió de buen agrado los cuidados de la fiel sirvienta, arrimando su hombro a las palabras apaciguadoras de Rosa, que secretamente enamorada del amo, como se decía entonces, y viendo una posibilidad de ser correspondida, se atrevió no solo a confesar, se atrevió en su timidez a demostrarle su amor, del todo sincero y sin ninguna pretensión.
        
         Fue el gran alivio para Ramón, que acogió ese amor como si le hubiera pertenecido de siempre.
        
        Al acecho de las nuevas noticias para presumir y criticar estaba un séquito de servidumbre, y pronto el padre de Rosa se enteró del idilio. 
        Paco al enterarse, vio peligrar su honor y manutención, estaba convencido que amo y sirvienta vivían en diferentes mundos, que su hija se hubiese atrevido a cruzar el umbral de la diferencia era algo inadmisible para él. Bofetadas y algún correazo recibieron Rosa, su madre y hermanos que favorecían la relación. No hubo forma humana de hacerle entrar en razón, no concebía ese amor tan dispare y su agresividad en la cuestión, alcanzó cotas imprevistas.
        Al final recluyó a Rosa en un convento, dando de ese modo zanjado el problema. Ramón, queriéndola, se conformó creyendo que fue la soledad por la muerte de la esposa e hijo, que le hizo sucumbir a la blancura de sus brazos y consoladoras conversaciones.
        María, tan cercana y complaciente por la felicidad de su primo, tampoco hizo nada por ayudar a la joven sirvienta, quería a Ramón, y también ella creyó que era lo mejor que podía pasarle, y animó con firme determinación. Alabó la decisión de Paco convenciendo fácilmente a Ramón, que se conformó y pronto olvidó. 

Consecuencias; 
        Han pasado casi dos siglos y alguna vida para que Ramón y Rosa se re-encuentren, están casados y son felices y el alma de Rosa ha perdonado al que fue su padre, quiere que lo sepa y se perdone a sí mismo. Ramón y María comparten y la acompañan en su petición, los dos pudieron cambiar aquella ingrata circunstancia en la que la pareja se vio afectada. Fue más fácil cobijarse en el qué dirán, en sus intereses sociales y en la disparidad educacional. No vieron lo que el amor les mostraba, ni supieron hacérselo ver a Paco, con lo cual adolecieron su culpa por haber enviado a su hija al convento, agravando su mal carácter y violencia en la posterioridad para con el resto de la familia, a la cual de alguna manera, trasladó su mal hacer. En cierta forma, Paco estaba viviendo su particular infierno dentro de su realidad.

Solución; 
        El perdón, venido de la mano del amor, es el antídoto para cualquier sufrimiento. El alma de Rosa precisa de mi colaboración para poder hacérselo llegar a Paco, y así, este padre se pueda liberar.
        Yo también le conocí, y se moverme por estos pasajes del Cosmos. Me congratula cooperar para el bien de toda una extensa familia si a mí, me lo permiten. 

Petición; 
        Tras finalizar el diálogo y mi petición a los Guías, los cuatro han desaparecido de mi campo visual, y comienzo a percibir una claridad de los hechos pasados como si los reviviera por ellos. 

Y seguidamente. 
        Soy guiado por una voz que habla y no distingo su fuente, el caso es, que no sabía si esa voz fluía desde dentro de mi hacía afuera o a la inversa, es una sensación extrañamente placentera en la que las dos ideas eran por igual aceptables y buenas.

        Con cada fonética veía formarse notas musicales de suaves y lucientes colores a mi alrededor, pequeñas y de otros tamaños. Sentía una amorosa protección de compañía. Hubo un momento en que las notas musicales se fusionaron en una gran espiral blanquísima, desapareciendo por los filamentos de unas nubes colgantes.
        Veo una enorme puerta cuadrada, de doble hoja color marengo. El  friso derecho tiene en su centro una ostentosa y magnífica serigrafía de una caracola de mar, en el otro hay forjados una banda de balaustres labrados en plata. La exótica puerta tapona la entrada de un cerro árido de un color aceitunado.

        La abro y entro. Me parece que todo se vuelve de un realismo conocido.

        La penumbra está atenuada por refulgencias de un fondo que no vislumbro. Voy caminando por un pasillo largo y estrecho hasta situarme en la antesala de un profundo foso de incalculable amplitud, escasamente iluminado por teas de brea pendidas en las arenosas y pétreas paredes, en las que también se columpian arañas en sus telas.
        Hay un silencio espectral mecido por un asfixiante tufo apergaminado indescriptible.

        Para llegar al fondo de aquel  cubil primeramente desciendo por unas escaleras sujetas por el vacío, muy empinadas.  Pisado el último escalón sigue un angosto puente largo, oscilante y de estabilidad viscosa, una especie de pasarela sin punto de apoyo y termina en la mitad  del foso.
        Cruzando el puente observo abajo una umbría plataforma  gigantesca, con fuegos a tierra y gruesos troncos encendidos y dispersados. Hacinados no sabría precisar, los cientos o miles de penados alojados en aquel lugar infernal. Algunos se han percatado de mi presencia y alzan sus manos, estirando los brazos en vanos intentos de tocarme. Recibo insultos, piropos y propuestas de todo tipo.

        Por estos subterfugios mentales ya he pasado otras veces, algunas aterrorizado, ahora esos tiempos ya quedaron atrás.

        Continúo con la fe que me otorga capaz de cumplir, con el encargo de encontrar a un alma presa para entregarle un mensaje de perdón y amor de la que fuera su hija.

        Llego al final de la pasarela que acaba bruscamente para continuar bajando por otras escaleras, igual de inclinadas que las utilizadas para subir. El recorrido que he hecho tiene forma de cuatro. 
ϟ
        Yo voy a llamar a éste recinto, La silla del perdón.
        
        Hay demasiada densidad aquí, todo tiene aspecto físico de un deplorable estado, tan nauseabundo que puede fácilmente provocar arcadas.
        Un coso infernal, escalofriante y sobrenatural, más demoníaco que cualquier película del tema que haya podido ver jamás.
        La mayoría ni me ven ni presienten, otros huyen despavoridos  al cegarles la luz que me guía. Uno de estos es Paco, el padre de Rosa, empieza a discernir la luz de la oscuridad y escuchará su nombre cuando lo pronuncie.

        Algo de lo mucho inconcebible que presencié fue lo siguiente.
        Hay un habitáculo cuadrado, construido por bloques de piedra, cerrado, techado y aislado. Lo traspaso, el suelo está encharcado con aguas residuales, un joven ataviado de templario lo recorre sin cesar de una punta a la otra dándose cabezazos cada vez que llega al muro, ensimismado en sus reiteradas palabras, los templarios volverán. A su lado, un anciano montado en un caballo blanco sale y entra constantemente atravesando el muro. Ninguno de los dos se percata del otro. 

        Al salir, veo una cabeza en carne viva, sin cabellera, pertenece a una niña. Una mujer le coloca una hermosa peluca con flores, la niña sonríe, está contenta, la mujer, con delicadeza coge con sus manos la cabeza y la pone en un cubo con agua, los cabellos de la peluca parecen nadar y las flores cubren el rostro de la pequeña que, pronuncia unas palabras en tono alegre, sólo vives hoy, sólo existe el día de hoy, sé feliz, mañana no sabemos si existiremos.       

        La niña es una proyección de la mujer que la está lavando la cabeza, es una pesada culpa de algo atroz e irracional acontecido en alguna de sus vidas físicas, provocándole un estado de perpetuo encarcelamiento. 
        Aguarda  su propia liberación amparada en el significado de una frase pronunciada para ella, siendo la misma, transmisora de un esperanzado perdón que se ha de conceder cuando lo reconozca en el amor.

        Doy sonido a mis pensamientos, a la espera de ser escuchado por aquel que me espera en éste justo momento.   
        No ha sido larga la frase cuando el alma que vine a buscar está a mi lado, de último nombre Paco. Acepta el perdón, y antes de llevarlo a Presencia de  Hermanos de Luz que le orientarán para su próxima encarnación, lo llevo al encuentro de los seres queridos conocidos en Lagunas. Abraza a su hija Rosa, a Ramón y a María. Todo es muy emotivo. 

Castigo y liberación; 
        A partir de dejar aquel cuerpo de nombre Paco, se recluyó por todos los actos violentos que creía haber cometido en aquel infierno. Para todo, el perdón es vital, y Paco no se había perdonado el daño que causó a su familia. Había condenado a su hija a vivir sin el amor por ella elegido. Paco al morir, escogió el lugar para vivir su propia condena, en condición al castigo que creía merecer al sentirse tan culpable. Y con el castigo seguiría, si no llega a aceptar el perdón de su hija entregado con amor. 

El infierno solo existe para aquel que cree en él. 

Hoja del diario de, "Un Viajero en el tiempo"
Mila Gomez.

lunes, 21 de septiembre de 2015

Premios y Agradecimientos







Hola a todos los lectores/as.

Tenía en la alacena  un premio a la espera de dar salida y entregar su significado a otras manos. Eso ocurrió hace, ¿? Un mes.  Y hace unos días tuve la misma suerte de recibir ¡dos premios más!  . ¡Vaya locura!!!!  . La alacena ahora guarda ¡3 galardones!!!   

Y como quiero compartir la misma alegría, aquí estoy, buscando como loca por los pasillos de mi mansión a aquellos vecinos, en cuyos aposentos quieran colgar en una pared un cartel ganador aunque sea por un rato o unos días, luego si no le gusta a la vista, recogerlo en un cajón etiquetado.  

No sé si los he encontrado, pero me da lo mismo. Cada quién expresa el reconocimiento de un compañero/a de la mejor manera que sabe. Todo es perfecto.  Y yo he buscado una cercanía vecina, de agrado y empatía.

Ahora sin más, que me empiezo a emocionar, paso a dar las gracias a dos amigas compañeras con las que me trato a menudo en forma amistosa, queridas y admiradas por su trabajo en esta holografía virtual maravillosa.


Irene  G. y Flora Rodriguez. ¡Gracias guapísimas!!!. Este mágico mundo no sería igual sin vosotras.  


Si no las conocen, recomiendo pasearse por las alcobas de sus casas a descubrir talentos escritos. Estoy segura que los hallarán. 
Su dirección la dejo aquí anotada, es muy fácil  llegar, solo tienen que pulsar un botón.


Irene G. La Quimera
Flora Rodríguez ENTREALTIBAJOS


Premio Liebster Award
Por Irene G.  La Quimera






Las normas de este premio son muy simples:
•Agradecer al blog que te ha nominado y seguirlo.
•Responder a las 11 preguntas que te han hecho.
•Nominar a 11 blogs que tengan menos de 200 seguidores.
•Avisarles de que han sido nominados.
•Realizar 11 preguntas a los blogs que has nominado.


Las preguntas que me han hecho y hago son:


1. ¿Cuánto tiempo llevas con el blog?
Desde el mes de noviembre de 2014
2. ¿Recuerdas el libro que te enganchó a la lectura?
La Dama de las Camelias,  de Alejandro Dumas
3. ¿Tu personaje ficticio favorito?
Yoda, El maestro Jedi del universo Star Wars.
4. ¿Has leído algún libro de terror? ¿Te gustó? ¿Te daba miedo?
Del género de terror me gustan los libros de Stephen King, el último que leí y vi la película fue “La Niebla” Y sí ,me gustó y me dio qué pensar….
5. ¿En alguna ocasión has dejado un libro sin terminar?
Si en varias ocasiones, he intentado no hacerlo y lo he guardado para un futuro. Pero creo que hay lecturas que no nos corresponden.
6. ¿Te gustaría escribir alguna novela?
Ya escribí una titula  “Encuentros”
7. ¿Alguna vez has soñado con un personaje literario?
No, nunca hemos tenido esa suerte, :)
8. ¿Algún autor con el que establezcas una relación amor/odio?
No,  si el odio está por medio prefiero dejarlo correr.
9.  ¿Me recomiendas que visite algún blog literario en especial?
Creo que el mundo blogger te da la grandísima oportunidad de conocer tantas letras inspiradoras que sería injusto recomendar alguno en concreto, TODOS.
10. Si fueras a una cena y pudieras elegir 3 personas literarios que te acompañaran... ¿Cuales elegirías?
Fernando Marías, Arturo Pérez Reverte,  J. J Benítez.
11. Por último.. ¿Podrías darme algún consejo para mejorar mi blog?
Que siga igual. Lo único verdaderamente importante es que lo que hagamos nos proporcione felicidad.

Y ahora las nominaciones, ;) 


Ángeles Pérez  CANCIONES DEL ALMA
Pato Mago  Algo más que palabras...
Ana Molina Hilvanando Palabras
Miriam Paz Jordan Mirian Paz Jordan
Egle Gimenez Rossi Buena Letra 
Sergio Omar Voces del Cerro Aislado
Fran Lorenzo Gonzalez Susurro en la noche
Mar Ruiz Rubio  EL MUNDO INTERIOR DE ADAMAS
Eva Figueroa Nariz de Chocolate
Juan Cabezuelo LETRAS ENTRE VIAS
Luis Sadra Luis Sadra, El Fantasma Dentro Del Autor





Premio FT
Por Irene G.  La Quimera






Mis nominados son:


Consciencia y Vida Magazine Consciencia y Vida Magazine
Suni Mocholí Roselló Suni Mocholí Roselló
Carmen Pinedo Carmen Pinedo Herrero
Graciela Luz Uriel LUZ DE DIOS
Ricardo Mazzoccone Historias de Richard
Luis Mariano Gómez Pascual MI MAYOR ENEMIGO SOY YO
Marijose Luque Fernández Sonrisas de Camaleón
Lorena Fernández Mi espacio compartido en letras
Erika Martin Anécdotas de Secretarias
Juantobe 1 EDUPSIQUE



Premio Bloggeras Con Buen Rollo
Por Flora Rodríguez. ENTREALTIBAJOS




Aquí también hay que responder a unas preguntas y elegir a diez compis que te transmitan buenas vibraciones bloggeras. Es un premio sólo para chicas, no sé por qué (lo siento, chicos).

Preguntas:

-¿Por qué decidiste crear un blog? 
Me pareció una buena idea.
-¿Te costó decidir el nombre del blog? 
Enseguida supe que se llamaría ENCUENTROS. 
-¿Cada cuánto publicas en tu blog? 
Cada vez que me apetece y dispongo de tiempo. 
-Recomiéndame un libro para leer y reseñar. 
Al igual que los blogs, te recomiendo todos los que puedas.
-¿Compartes tus publicaciones en otras redes sociales para darte a conocer? 
En ninguna otra.
-Si eres escritora, ¿en qué te inspiras para crear tus historias? Si eres bloggera, ¿cómo decides el tema del día? 
En vivencias o en cualquier cosa que se me ocurra.
-¿Tienes diferentes secciones en tu blog? ¿Cuál es tu favorita?
Bueno, tengo las entradas etiquetadas por nombres, y todas son mis favoritas. 
-¿Qué nos recomiendas de tu blog? 
¿Recomendar? ¡Lee lo que te apetezca! 
-Cuando reseñas un libro, ¿qué criterios usas?
No he reseñado ninguno. 
-Si escribes, ¿cuál de todos tus personajes es tu favorito?
El protagonista del tema.
-Si no eres escritora, ¿qué personaje es tu favorito, ya sea en libros, series o películas?
Yoda, el maestro yedi de Star Wars
-Sólo si eres escritora, ¿qué libro de los que has escrito es el que más aprecias y por qué?
El que tengo publicado, ENCUENTROS. Fue una revelación para mí. 
-Recomiéndame una canción, inserta un vídeo de YouTube.
Me gustan muchísimas canciones, no puedo elegir una concreta, al azar recomiendo la que acabo de oír mientras redactaba este informe… Las de Billie Holiday

Mis nominadas para este premio son ;

Irene G. La Quimera
Encarna Rubio LOS CUENTOS DE ENCARNA
Virginia Vallina RELATOS, CUENTOS, HISTORIAS
Nefertiti Munguía Triana El nuevo blog de la señorita Ave
Mari Carmen Mari Carmen
Julia C.  Palabras y Latidos
Hada Rac Mar Relatos De Hada
Hiladia Terán Delgado Visible en la nube
Francisca Aracena El Rincón de Fran
Alicia González LAS AVENTURAS DE SAM



¡¡¡ENHORABUENA!!!



martes, 15 de septiembre de 2015

Ojalá



Ojalá en el sueño de esta noche 
pudiera volar libre. Colocarme en medio 
de un inmenso campo repleto de flores 
multicolores, donde no se distinguiera 
el principio del final.

Ojalá pudiera ver de cerca las colosales

 montañas que no impresionan en su ascenso.
 Donde el sol no irrita la piel 
ni el frío hiela los huesos, la lluvia resbala
 por el cuerpo y los truenos
 son parte del proceso.

Ojalá pudiera estar cerca y admirar

 dicha belleza, sobrevolar la 
bravura del mar y sumergirme
 en los secretos de los ancestros.

Ojalá sin premura, caminar por el asfalto
 de las nubes y tocar la punta de una
 estrella, allá, en lo alto, en donde se detiene
 el tiempo y todo adquiere 
un sentido divino.

Traspasar puertas abiertas y contemplar
 el misterio de los cielos con los 
ojos abiertos. Traer de  vuelta
 la experiencia y aproximarme
 a ella con mis otros
 cinco sentidos.

Ojalá, ese sueño me devuelva 
la cordura para comprender
 mejor el propósito de la vida.  

Mila Gomez.

jueves, 10 de septiembre de 2015

Paisaje Andrómeda





Me acostumbré al insomnio y a sus tertulias en la terraza, nos hemos hecho confidentes de las estrellas y el paisaje nocturno, del aire cálido del verano y del chal de hilo a cuadros, de la hamaca, que nos espera para descansar en su regazo mientras la mente se aquieta,  y en su imaginación, traspasar el horizonte de sus letras.  

Atenta a los posibles prodigios de la Creación, apareció de la nada un fenómeno inusitado, me puse en pié sorprendida de que algo así estuviera presenciando yo. Por detrás de la iglesia del pueblo vi aparecer unas cinco estelas de luz mortecina, se estiraban, del color de un día gris y parecidas a las que deja un avión tras de sí. Cubriendo la parte del Firmamento que yo veía y a una velocidad intermedia,  comenzaron a plegar y desplegarse como haría un abanico. 

En su base final, cada estela se ensanchaba con la forma de una nube del tamaño de dos lunas llenas. Mirando de nuevo hasta el origen de la salida, me di cuenta de que solo era un foco de luz el que estaba enviando varios destellos tubulares de luz pálida. Y todos los proyectados con sus nubes, pasaban por el alto del Firmamento para mi grata sorpresa. Así estuvieron alrededor de un buen rato. 

Con una rapidez insólita, en un momento dado todos los destellos se unieron y desaparecieron como uno, tras el tejado de la casa. 

Me moví de un lado al otro de la terraza estirando el cuello hacía lo alto y lejano de mis posibilidades. Pedí, rogué volver a ver dicho fenómeno una vez más, para asegurarme de no haber quedado dormida de pié. 

Insistí,  y conseguí que regresaran las estelas con sus nubes a desfilar para mí, y esta vez, en lugar de desaparecer con rapidez, aquellos tubos de luz mortecina se estacionaron a un lado en forma de tres nubes formando un triángulo. Me dio la sensación de que aquellas nubes estaban ocultando algo. Luego sí, desaparecieron con prontitud. 

Me dormí con el ferviente deseo de volver a ver dicho fenómeno  aunque fuese en el sueño. Y con la fe, Morfeo me rescató del desvelo y depositó en un lugar extraño, yo estaba medio dormida medio despierta, o, solamente me dejaron entender una parte del texto.

Estaba dentro de una gran sala dorada con una enorme cristalera por la que veía, al planeta Tierra sostenido, dirigido y al cuidado de, ¿millones?, de manos de todos los colores, tamaños y fisonomías.  Todas las manos están rozando algún punto estratégico del globo terráqueo, orientan y abalanzan para que llegue a elevarse muy alto sin perderse por el camino del crecimiento. 

 Siento en mitad de la conciencia, como el planeta Tierra viene a tener el comportamiento de un Ser vivo poco crecido, un poco verde, y que al parecer, tiene unos descendientes vivos  que todavía son adolescentes.

Esas manos apoyadas en toda su extensión, colaboran en la educación conjunta. 

Eso es lo que entendí y lo que seguiré entendiendo en respuesta a lo que estaba observando. 

Que de otras dimensiones del Universo se han unido para ejercer, de alguna forma, de padres nuestros, que nos ayudan con sabiduría y ternura sin la necesidad de un reconocimiento, igual que unos buenos padres cuidarían a sus pequeños a no dar tropiezos, entendiendo su corta madurez. 

Que veo a la Tierra acelerarse en su  movimiento , y las manos la frenan a fin de llegue ilesa a su nuevo destino.  Son manos bondadosas, con amor de madre, responsables y valientes. 

Eso comprendía en la sala dorada y a través de una enorme vidriera. En ese lugar extraño en el que Morfeo me dejó hace un rato. 

Al llegar no reparé en toda la gente que me acompañaba, estaban a mi lado y eran gente como yo, de rasgos terráqueos. Desde pequeñas criaturas a las que cuentan las ancianas, y todas y yo, teniendo la misma visión con muchas versiones. 

Una luz se encendió dentro de mí con sonido incorporado. 

Aquí estamos una parte del planeta que a base de muchas preguntas, aleatorias o sospechadas, se nos ha permitido comprender la respuesta de alguna de ellas. Al creer, y ayudar con la Fe a que todo puede ser posible, vimos las estelas luminosas en el Firmamento a la vez que éstas, comprobaban nuestra Fe. Y el que estuvo listo para demostrarla, está presenciando su propia versión de la visión. 

Las manos de los otros, habitantes de lugares del Cosmos, acompañan en su andadura a Tierra, no son escogidas al azar, ya pasaron por un trance similar y ahora nos enseñan. 

De ahí que presencio una relación familiar entre los poseedores de las manos y nosotros.  

Vivimos tiempos de cambios y hay quiénes aún no se han enterado de cuál es el que necesitamos, todos juntos, no por separado. La reacción ha de ser en cadena y contener a todos los que somos.  Podemos ir llegando poco a poco primero a esta plataforma de ensueño o a otra que contenga la misma información, ir permitiendo tanto al sueño diurno como al nocturno, nos vaya respondiendo a aquellas preguntas complicadas de entender.  

Así hasta, que por fin sean respondidas todas las preguntas y las respuestas las tengamos todos.  

Nunca estamos solos, siempre hay una mano amiga que nos brinda su apoyo sin pedir nada, una mano solidaria, bondadosa y de una contagiosa familiaridad lejana, una mano que sostiene con firmeza y generosidad cada uno de nuestros pasos amargos. Y confiamos y descansamos en esas bondadosas manos.


Acabó el sonido.

Y descansada, me devolvió Morfeo al día que pertenecía.

Mila Gomez.


Óleo.  "Paisaje Andrómeda" 2011 Rafael González. 




sábado, 5 de septiembre de 2015

Susurros del Universo



La vacuidad con que aparenta poblar al Universo está llena de susurros, imágenes y formas que con nuestra energía componemos y descomponemos constantemente. A través de los pensamientos y de la personalidad que transmitimos.

El planeta es un hervidero de vida en perpetuo movimiento y absolutamente todo se comunica con nosotros incansablemente.  Nada es estático, insubstancial o desligado a uno, vivimos la vida dentro de otra vida más consciente, convergente y apasionante. Y todo vive y se mueve dentro de uno.



 Y en movimiento viven los que estaban y se fueron, se llevaron la mente llena de recuerdos, momentos buenos y otros menos, vividos. Con un aspecto luminoso que nunca les conseguimos ver cuando formaban parte de la vida que conocemos.

Se llevaron las horas, los años, las canas y arrugas con todo su contenido, las palabras nunca pronunciadas y un manojo de lecciones por aprobar.

La vida sesgó el tiempo en dos para volver a comenzar desde el principio. Nueva ocasión de aprender y pasar a la acción con heroicos momentos de lucidez. Otros cuerpos con diferentes nombres e increíbles encuentros conocidos. Nuevas experiencias con las que irán enriqueciendo su rango de Ser.  

El adiós definitivo es un vocablo para definir;  ya nos encontraremos caminando por la misma vía en alguna de nuestras vidas.  

Nada que tenga que ver con el odio o la envidia o de cualquier otro calificativo mundano, detendrán  los encuentros pactados que se hayan de consolidar entre las Almas.  

Está todo escrito, dicho de antemano en el Libro de la Vida, el que refleja cada uno de nuestros pasos en una historia individual, y cada historia se une a otra, y ésta a otra y así hasta formar el único libro universal en el que estamos incluidos  todos.


Se entrelazan vidas, amores y  traiciones.

Mila Gomez