miércoles, 28 de septiembre de 2022

HOY ES SIEMPRE ...

Esta especie de primates se encuentra en grave riesgo de extinción.



 ... "Algo" detiene mi vuelo, y, repentinamente, tengo la sensación de seguir en el mismo sitio, solo que ahora tiene distintos decorados, como si estuviera en una realidad paralela. Un vasto prado cuyos matices irradian hasta lo inabarcable. La flora es singular y extremadamente hermosa. Los árboles se alzan majestuosos hacía el Firmamento. El río entona una cadenciosa melodía con su fluir, y una cadena montañosa que sobrecoge por sus elegantes formas, enmarca el espacio. Contemplo un escenario lucífero. Percibo de que, ningún humano ha pisado aún esta magnificencia. 

Y aparecen…Los hay de muchos tamaños y varios aspectos. Sus expresiones se entrelazan entre hilos de colores. Pasan por mi lado sin verme. Escucho sin entender aunque su dialecto me resulta familiar. Trato de dialogar, pero sigo siendo invisible para nuestros antepasados los Simios.

Camino hasta detenerme delante de la ternura de una madre gorila y su cría. El pequeño Ser está inmerso en el palpitar del corazón de quien le trajo a la vida. La madre lo está amando a través de latidos y maternal abrazo. No recuerdo haber visto nunca, ¡tanto recíproco amor! Es entonces, cuando ella pronuncia mi nombre con inusitada dulzura.

Conversamos…, retroalimentando información.

Al despertar, pensé: <jamás podré desligarme de nada>.

"No hay ninguna diferencia fundamental entre el hombre y los animales en su capacidad de sentir placer y dolor, felicidad y miseria" Charles Darwin.



Para leer más relatos de; EL TINTERO DE ORO Basados en una cita célebre, y cuya extensión no supere las 250 palabras. 





Mila Gomez


75 comentarios:

  1. Mila, un hermoso, reflexivo y tierno micro, muy a tu estilo, con dos rotundas frases inspiradoras, me quedo con la de James Joyce.

    Me gusta la narrativa, el cómo fuiste insertando los temas para regalarnos esta bella historia, este monólogo interno de esa alma viajera, no caben dudas, "Hoy es siempre", un título muy sugerente querida.
    Me alegra que te hayas animado y las musas estuvieran tan inspiradas.

    Te dejo un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, querida Harolina, me alegra que te haya gustado, y si, ya sabes que con este estilo me muevo mejor. Tengo que probar con otros...

      Fíjate que vi varias frases que me cuadraban, al final puse las dos, pero ciertamente, creo que con la segunda ya vale para hacer referencia al relato aunque la de Darwin me gustaba mucho.
      Así pues, ya lo modifiqué, antes de que sea más leído.

      Gracias amiga, por indicarme tu parecer.
      Un abrazo fuerte:)

      Eliminar
    2. Harolina, soy un caso, ja, ja, ja, considero que las dos citas no son necesarias aunque como me dicen otros compañeros, las dos estaban bien. Pero para lo que quería transmitir en relación a lo "dialogado", entre la viajera y la gorila, después de leer de nuevo, creo que le va mejor la de Darwin. Nada...pues ya lo dejo así.

      Eliminar
    3. Mila, ambas frases le van muy bien, no sugería quitar ninguna, al decir que me quedaba con la de James Joyce, es porque me gusto mucho esa frase y no la conocía.
      Si las dos te sirvieron te inspiración, vale darles su reconocimiento, pues te llevaron a hilvanar tan hermoso micro. Besos, y lamento el malentendido.

      Eliminar
    4. No pasa nada, Harolina, me hiciste un favor, aunque las dos citas sirvieron... fue la primera la que consiguió el resultado del relato. Además, las dos citas juntas tampoco me convencía.
      Más besos, y disfruta del finde:)

      Eliminar
  2. ¡Pero qué bella historia, Mila! Y qué lindo la relatas! Me sorprendiste, yo estaba en el canal de Blancas Azucenas. Pero lo tierno no te lo quita nadie!
    Un innnnnnnmenso abrazo 🥰

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. !Muchas gracias, Maty! Si te sorprendí para bien, me diste una gran alegría.
      Estás más acostumbrada a leerme por el otro blog de poesía. Antes este lo tenía más actualizado.
      Otro abrazo igual de inmenso. 💜

      Eliminar
  3. Un relato precioso, el momento culminante, cuando la madre gorila le habla, conmueve profundamente. Un relato que invita a la reflexión y nos recuerda de dónde venimos, y el respeto que hay que tener por todas las cosas que viven en este mundo. Me super encantó.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Ana, todos los seres vivos practicamos el mismo lenguaje universal; el amor, por ende, el respeto debe ser fundamental. Me diste una alegría con tu hermoso comentario.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Hola Mila, fundes las dos citas en un relato para hablarnos del tiempo y de la comunión con la naturaleza, que tan maltratada está en nuestros días. Muy hermoso. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Jorge, al final quité la cita del tiempo pese a estar ligada también al relato, pero para lo que realmente quería transmitir me decidí por solo la de Darwin, y hace más referencia a lo que dices sobre el maltrato.
      Me alegro de que te haya gustado.
      Muchas gracias.
      Saludos.

      Eliminar
  5. Precioso y conmovedor. Yo también me quedo con la cita de Joyce pero ambas están muy bien ensambladas. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Juana, me ha resultado difícil escoger... Y considerado que las dos citas pese a ser acertadas, decidí por la de Darwin.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Hola, Mila, al ver la foto y empezar a leer el relato, ha sido inevitable pensar en la zoóloga Dian Fossey y su abnegación con los gorilas. Un relato que transmite el amor que comenta Darwin en la frase que has elegido. Estupendo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Isan, entiendo que pensaras en Dian Fossey, creo que a mí también me hubiera venido a la mente. Me alegro de que te haya gustado, al igual que la cita de Darwin, por la cual me decidí como única para el relato y que, define mejor al amor. Muchas gracias.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Hola Mila, me ha encantado tu micro, pude sentir ese amor de madre a hijo, pude sentirme en medio de esa hermosa naturaleza, muy bien relatado.
    Soy una amante de la naturaleza en general y todo lo relacionado con ella me gusta, por lo tanto me alegra que hayas elegido este tema, saludos, PATRICIA F

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Patricia. Leerte ha sido maravilloso. Feliz, con todo lo que expresas, y que comparto sobre la Naturaleza. Un placer saber que te ha encantado. Muchas gracias.
      Saludos.

      Eliminar
  8. Me alegro que te haya llegado... , y considerado hermoso.
    Muchas gracias Mar, por tu cálido comentario.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  9. ¡Qué bonito, Mila! Muy tierno y con un mensaje de fondo muy necesario. Me ha encantado,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, Marta.! Me alegra que te haya gustado.

      Eliminar
  10. Excelente cita la elegida para un excelente relato que nos depara amor a los animales y a la propia Naturaleza. Me permito hacerte una recomendación cinematográfica querida, Mila. Hoy se estrena en cines una película llamada 'La chica salvaje' que tiene mucho que ver con la Naturaleza y con la reflexión humana. Anótala si quieres para cuando esté en televisión o plataformas si te pilla muy lejos alguna sala de cine. Felicitaciones por tu participación en el Tintero de Oro.
    Besos hasta tu tierra que en otoño debe estar preciosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, Miguel.! Me alegra que te haya gustado el relato, y sobre la peli que me sugieres, anotada está y estaré pendiente para ver, estoy segura que me gustará. Aún seguimos igual por aquí, la sala de cine más cercana la tenemos a unos 60 kilómetros. Espero a la TV.
      Si, ahora comienza la temporada más llamativa...hermosa.
      Un puñado de besos hasta Marte.

      Eliminar
  11. ¡Hola, Mila! Jo, mientras leía tu relato me trajiste a la memoria una de las imágenes más bellas de este verano. Un día de agosto fuimos al zoo de Barcelona. En el hábitat de los gorilas había una apoyada contra el cristal, limpiando a su bebé, que se abrazaba a ella en una pose imposible. Me quedé un buen rato allí, viendo como esa carita de tanto en tanto se levantaba para ver a su madre. Una escena así, vale más que mil libros para hacernos comprender que todas las especies de la tierra nacimos de la misma semilla, de una semilla que nos dotó de emociones y sentimientos a todas las criaturas. El ser humano simplemente tiene la capacidad de verbalizarlas, pero nada más.
    Un micro maravilloso y, sin duda, la cita de Darwin le queda al micro como un guante. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, David! Me imagino la escena, y si, debió ser grandioso y hermoso el espectáculo de la gorila y el bebé. Es cierto, ellos no necesitan palabras para demostrar las emociones, sentimientos... sus expresiones hablan por sí solas. Yo observo a la gatita que vive en nuestra casa, y cada vez más me sorprendo por lo que me dice su comportamiento en cada situación. Ya solo les falta hablar, pero no lo necesitan para ser entendidos.

      Muchas gracias, por compartir esa experiencia tan especial, y la reflexión. Me alegro te guste el micro y la cita.
      Un abrazo.!

      Eliminar
  12. Mila! Hermosísimo el relato que nos planteas. Y con ese inicio tan misterioso que no sabía por dónde irías a virar. Muy tierno, y con toda la razón, no hay un escalón entre lo que puede sentir un animal y un hombre, y eso es algo que deberíamos tatuarnos a fuego.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, Pepe! Me alegra lo del inicio misterioso... Que bueno lo que has dicho; "no hay un escalón..." así creo, y como dice David, El ser humano simplemente tiene la capacidad de verbalizarlas, pero nada más.

      Un abrazo de finde:)

      Eliminar
  13. Qué preciosidad! Me has hecho sentir toda esa ternura; esa verdadera comunión con el alma de la gorila y su cría. Y cuando ella te llama por tu nombre es el cúlmen de tan exquisito sueño vívido.
    Como dice Darwin, ellos y nosotros, sentimos igual el amor y el dolor. Tenemos que reencontrarlos, respetarlos, amarlos... para volver a esa conexión maravillosa que nos une.
    Muy, muy bello e inspirador... Felicidades!
    Un fuerte abrazo, qué lujo que te hayas sumado

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que sabes sobre los sueños vívidos, Maite, pudiste imaginar las escenas y me parece que también los diálogos. Me alegra muchísimo sentir esto en tu comentario.
      No hay ¡nada! que esté separado de nada, y la cita de Darwin, ojalá la tuviéramos bien presente. Es necesaria esa conexión para que todos estemos en armonía.
      Que bueno que te haya gustado, muchas gracias.
      A ver si este año puedo participar más en el Tintero. El lujo es mío, por tan grata vista.
      Un fuerte abrazo!

      Eliminar
  14. Es curioso que por nuestra cuenta, el ser humano, nos hayamos colocado en la cúspide de la evolución. Con nuestra mirada antropocéntrica hace siglos que determinamos que el resto de los seres vivos son inferiores a nosotros. Y lo fundamentamos en una existencia de cien mil, dos cientos mil, trescientos mil años. Un suspiro apenas perceptible sobre la superficie ajada de nuestra maltratada Tierra y ya nos creemos dioses. Precioso, cálido y emocionante micro, Mila. Consigue transmitir con energía la sensación de tocar de nuevo con los pies en el suelo.

    Buen relato. Me ha gustado. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que coherentes son tus palabras, Carles.
      Es cierto, que el ser humano siempre se ha considerado en el centro de todo, como si fuera la única especie que puede y debe evolucionar. Al día de hoy, creo, que la especie llamada "animal" está evolucionando más deprisa que la humana. Debemos aprender aún mucho de ellos, es mi sentir y yo procuro aprender desde la observación. Nos necesitamos mutuamente y por desgracia, es algo que olvidamos fácilmente.
      Me alegra mucho tu visión hacía este escrito, un placer...Muchas gracias.

      Un abrazo!

      Eliminar
  15. Esto es justo lo que hemos perdido muchos humanos, la comunión con la naturaleza.
    Mejor nos iba cuando nuestro hábitat no era muy diferente al de los animales. bosques, cuevas, montañas, sabanas, selvas.
    Muy tierno y significativo tu relato.
    Un abrazo, compaña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y es justamente lo que mantiene unido a todo ser vivo, y lo más importante, esa "comunión" es el equilibrio del mismísimo planeta Tierra, tan hermoso, tan lastimado... Cada etapa tiene su peculiaridad, y no deberíamos olvidar en dónde estamos ahora, se supone que evolucionando en conciencia. Muchísimas gracias, Francisco.
      Un abrazo, compañero.!

      Eliminar
  16. Una preciosidad de micro, Mila. Tu relato me ha llevado por esos parajes donde nuestros parientes habitan entre la neblina de las montañas donde nadie debería molestarlos pero por desgracia no es así.
    La cita de Darwin que has seleccionado para este maravilloso y tierno relato es muy cierta, en otros tiempos fui muy aficionada a los documentales y las imágenes que las cámaras de los especialistas captaban de los gorilas eran realmente impactantes, su expresión hablaba por sí misma de su dolor, de su amor de la ternura, también de la furia, ¿cómo no? todas ellas, emociones que no se diferencian de los humanos.
    Ha sido todo un placer leerte amiga mía, mi enhorabuena por tan magnífico, tierno y emotivo micro.
    Abrazos con todo mi cariño Ser hermoso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, mi querida Marina. Leyendo tu comentario y de nuevo este relato, tus palabras hacen eco en esas montañas, prados...donde la vida era igual de hermosa que ahora, pero diferente en aspectos y posiciones. Estos seres tienen la gentil gracia de hablar con solo su mirada; ¡que bonito de visualizar! Tal vez la diferencia solo radica en el dialecto.
      Que bello comentario, amiga. El placer mío, por contar con tu mirada.
      Muchas gracias.

      Abrazos enormes, y con cariño de gorila.

      Eliminar
  17. Pues sí, Mila. Una verdad que muy pocos comprenden o quieren comprender, llegando a ser más animales que aquellos a los que llamamos así.
    Mucha ternura destila tu trabajo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Bruno. Todo ser vivo, creo, que viene a la vida a evolucionar, y a veces tengo la sensación de que; la especie llamada "animal" lo está consiguiendo a una velocidad que para la humana, cuesta de alcanzar. Tal parece que estemos perdidos en la materia y material.
      Muchas gracias. Un abrazo!

      Eliminar
  18. Pobres animales, obligados a tener que compartir este mundo con los humanos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues pude que tengas razón, jajaja, pero así está diseñada la Obra...
      Gracias por dejar tu huella.

      Eliminar
  19. ¡Qué maravilla, Mila! Me ha parecido estar caminando en la frondosa selva, y como Darwin, observar la naturaleza, la esencia maternal de una madre hacia su criatura, no nos separa demasiado de ellos, y si lo hace, sería en ocasiones en detrimento de la crueldad de los humanos. Como ejemplo actualizado y controvertido tenemos al Vladimir Putin, sin ir más lejos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias, Isabel! Si imaginaste pasear por "esa selva..." y con la visión de Darwin, entiendes el progreso. Dejas un comentario reflexivo, no debemos perder de vista ciertas cosas.
      Que tengas una bonita semana:)

      Eliminar
  20. Hola Mila que tierno y hermoso relato. Un saludo.

    ResponderEliminar
  21. Este texto, Mila, me recuerda cuando fui a ver los orangutanes en Borneo. Fue una experiencia absolutamente emocionante que si cierro los ojos, puedo recordar con total exactitud.
    Me alegra haber podido recordarla una vez más.
    Un beso enorme, Mila.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Macarena, eres una viajera nata, no me extraña para nada..., que hayas tenido el privilegio de ver a esos orangutanes. Me alegro de haberte llevado de nuevo allí, aunque sea con el recuerdo.
      Muchas gracias.

      Un besazo, tan enorme como el tuyo:)

      Eliminar
  22. Tenemos tantas cosas en común , que hasta compartimos una tataratataratataratataraabuela, jejeje. Con eso , creo que, está dicho todo. Un relato que transmite paz y relajación. Un abrazo, Mila.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buena tu visión, Pedro. Me ha gustado eso que compartimos, jajaja.
      Muchas gracias, me alegro que te haya transmitido lo que dices.
      Un abrazo!

      Eliminar
  23. Hola, Mila. Si tu micro de algo anda sobrado es de sensibilidad. Me ha recordado a una película Criaturas Feroces que aunque es una comedia en un zoo un tanto particular hay una escena con un gorila y la protagonista que hace pensar entre las diferencias que nos separan de ellos.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, JM. No he visto la película, la voy a anotar, me gustará ver esas escenas de las que hablas, y siendo comedia también reiré.
      Agradecida con lo de "sensibilidad".
      Saludos!

      Eliminar
  24. ¡Cuánta ternura en tu relato! Confieso que no soy muy "bichera". Pero me ha conmovido esta visión de paraíso... Excelente construcción.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. !Muchísimas gracias, beba!!
      Yo soy muy "bichera" ja,ja, tus palabras son alicientes para mí.
      Feliz semana.

      Eliminar
  25. linda entrada Todo linfo Yo feliz de poder leerte

    ResponderEliminar
  26. Esa estampa de la madre gorila es de lo mas tierna. Me ha encantado leerte Mila.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo, de lo más tierna...
      Muchas gracias, Conchi.

      Abrazos!

      Eliminar
  27. Hola, Mila. Qué alegría ver que retomas la escritura del microrrelato. Tu texto posee esa prosa poética que llena de ternura y amor esta preciosa historia. Recreas una imagen de una gran belleza entre animales, que a mí siempre me recuerdan mucho a las relaciones de afecto entre humanos. Cuando una madre gorila o mono está con su hijo, observamos escenas muy propias de los humanos. Siempre he pensado que Darwin tenía razón. Me ha encantado. Un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Mayte. Esta temporada de el Tintero, he comenzado con el primero, espero participar más que en las anteriores. Me alegra que hayas visto un estilo de prosa y que te haya gustado, la verdad, me encuentro cómoda con este estilo.

      Tus palabras son hermosas al referirte a los monos..., también creo que Darwin tenía razón. Muchas gracias, por todo.
      Un fuerte abrazo!

      Eliminar
  28. Hola Mila , mientras te leía me deleitaba con la belleza de ese paisaje y me recordó la película " Gorilas en la niebla" y es que en verdad tanto para lo bueno como para lo malo no somos tan distinta a ellos , besos de flor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Flor. Me alegra que te haya traído a la memoria esa fantástica película.
      No somos tan distintos..., gran verdad.
      Muchas gracias.
      Besos!

      Eliminar
  29. Qué amor y ternura transmites en tus letras! Todo sería mucho mejor si viéramos nuestras similitudes y no nuestras diferencias, verdad?

    Un abrazo gigante, Mila!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra que lo hayas sentido así, Yolanda. De acuerdo contigo sobre las similitudes. Muchas gracias por pasar.

      Un abrazo enorme!

      Eliminar
  30. Una bella historia que nos hace recordar de dónde venimos y que seguimos siendo parte de la Naturaleza a la que tantas veces damos la espalda. Me ha encantado, Mila, un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Lola.!! Siempre seremos parte de la Naturaleza, ojalá lo tuviéramos más presente.
      Un abrazo.

      Eliminar
  31. Nos has llevado caminando hasta encontrarnos con esta maravilla de imagen. La cara de esa madre es de imnensa felicidad. Y tanto que no hay diferencia entre el hombres y animales sienten igual.
    Me encantó el relato.
    Buena noche Mila .
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de haberte llevado hasta esta tierna y hermosa imagen.
      La Naturaleza los ha dotado también de sentimientos, como bien dices, no hay diferencia en eso.
      Muchas gracias, Laura.
      Un abrazo!

      Eliminar
  32. hola Mila los ultimos silencios van desgranando la noche parcelaria dentro del recinto, leo tu relato sobre nuestros antepasado los simios y son ellos un arlequin de mudos estantes que con su expresión nos invitan a repensar las teoria evolutivas de Darwin y como su sentido de la orientación , familiaridad y empatia es una verdadera conmoción para los humanos presumiblemente mas cercanos en la cadena de evolución y quedas un rato pensando si no nos llevaran matices del alma en su mente aún en formación mas reconditos que los del hombre ..., conoci Mila en Barcelona el simio Blanco único en el mundo y lo recuerdo con gran simpatia , feliz semana y un ramo de orquideas blancas del infinito estrellado para ti , tu amgo . jr.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Jose Ramon. En esta noche pincelada con ambiente cálido y de silencio, te leo el comentario y me maravillo. Me resulta verosímil lo que expresas, cuando pienso en estos, nuestros antepasados tan formidables, creo, que también el ser humano en sus células memoriales llevan datos de ellos. Estamos unidos por los hilos de la vida, solo nos separa un raciocinio de evolución estampado en nuestra Alma.

      Me alegro muchísimo, que conocieras al simio blanco en Barcelona, te diré y muy feliz; ¡que también lo conocí!, el recuerdo permanece con sumo agrado y respeto en mi Ser.
      Que tengas un excelente término de semana, amigo.
      Feliz, con tu visita y huella. Un abrazo.

      Eliminar
  33. Un cuadro realista, que el humano muchas veces no lo entiende, ni respeta, muy bello.
    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy cierto lo que dices, Mª Rosario. Me alegro te gustara.
      Gracias.
      Abrazos :)

      Eliminar
  34. Una bella reflexión estimada Mila. Tan real como que vivimos. Siento en mis ojos la mirada de esa madre. En la Naturaleza todos somos iguales, todos nos necesitamos, todos llevamos nuestra labor, y debería ser sin diferencias, todos somos uno ante nuestra madre Natura. Un placer siempre leerte, genial amiga, tienes mi aplauso. Gracias por tu comentario en mi blog. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que belleza de comentario me dejas, querida Carmen. También creo que todos somos Uno con la naturaleza, realmente, ella no distingue y somos iguales a su generosidad. Siempre un placer tu visita, gracias a ti, amiga.
      Besos :)

      Eliminar
  35. te admiro y sigues escribiendo abrazos bella

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La admiración es mutua, Mucha! Gracias, procuraré escribir más seguido.
      Abrazos, y buen fin de semana! ♥️

      Eliminar
  36. hola querida amiga Mila vengo a invitarte con la felicitación de Navidad que puse en el blog espero Mila sea de tu agrado , vayan mis saludos y un fuerte abrazo , tu amigo . jr.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi querido amigo, !que casualidad! ahora mismo...vengo de leer tus versos y felicitación, no podía faltar. Me inspiraste con tu magistral entrada, Jose Ramon. Eres único...
      Gracias por pasar.
      Un fuerte abrazo!

      Eliminar