martes, 27 de septiembre de 2016

¿Tormentas, o ?



En una reunión de amigas, comentábamos acerca de la gran sequia que está sufriendo la Comarca del Matarraña, lugar en el que vivo. Todos los habitantes hemos podido comprobar cómo durante días, el cielo se cubría de espesas nubes, presagiando tormenta y torrenciales lluvias, esperanzados, nos preparábamos para la bendita, deseada y tan necesitada agua. Sin embargo, las nubes se disipaban y cada vez, apenas caían unos litros que se secaban al poco.

La tormenta junto a la lluvia pasaba de largo por la Comarca, quedándonos con las ganas. Al parecer, desde hace años se sabe, se comenta, y ahora tocó por aquí, conocer mejor el maquiavélico plan de las compañías aseguradoras de cosechas de melocotón de Calanda, y viñedos de la zona, que, habiendo sufrido pérdida a causa de una descarga de granizo estropeando producto asegurado, enviaban avionetas para romper las posteriores tormentas y alejarlas de la zona, para ello rociaban la atmósfera con yoduro de plata, un compuesto tóxico altamente perjudicial para la salud humana.  Muchos pudimos ver las maniobras de las avionetas, al igual que sentir los cohetes que  lugareños lanzaban al aire con el mismo fin. El lugar damnificado está próximo al Matarraña, es inevitable que también nos veamos afectados, respirando un aire insalubre que no se aprecia pero está presente, y con restricciones en el consumo del agua, sin contar otros desajustes mayores.

Adjunto enlace del periódico “El Mundo” hablando del tema, por si queréis echarle un vistazo.  Es de hace casi un año, pero la cosa sigue como si nadie pudiera hacer nada al respecto.
http://www.elmundo.es/andalucia/2015/10/17/5620c5ae268e3ed71b8b4593.html

En la tertulia en la cual participé, comenté que la ignorancia hace ver que unos van a salir ganando, cuando en realidad, mientras haya quién pierde algo, nadie gana nada, más tarde o temprano todos saldremos perjudicados en algún fin. Está demostrado, y se podía hablar de muchos ejemplos que lo confirmarían… 

(Volvemos al efecto mariposa.)

Una de las amigas, activa y muy dada a emprender manifestaciones en contra de las injusticias, indignada dijo que, no solo era cuestión de ignorancia, tenía que haber movilización, si queremos lo mejor y a todos nos estaba afectando las malsanas maniobras de las “aseguradoras”, nos tenemos que mover y alzar voz y manos para frenarlo. ¡Tenemos que movilizarnos todos! Dijo con bastante énfasis.

Tenía razón, y sentí por segundos no ser una activista como ella, al menos en esta ocasión podría reclamar mis derechos en algo que a mí me tocaba de cerca. Si deseamos conseguir el mismo efecto tenemos que luchar unidos por la misma causa, y qué mejor que la de tener agua de lluvia.  ¡Se estaba atacando a la Naturaleza! Y si tenía que participar, lo haría. 

No obstante luego razoné con cariz diferente, si bien es cierto que cada quien tiene un papel en la sociedad, en la vida en general, no sé, si yo participase en lo que no estoy habituada y de hecho nunca fue mi ideal estar en esos envites, bien podría estropear de alguna manera la buena voluntad de quienes sí la tienen, y que de hecho, podría ser una de sus misiones de vida.  

Y es que creo, que a cada quién le toca jugar en la vida con sus mejores bazas, y no todos tenemos las mismas ni necesitamos tenerlas. Es posible que mi papel en este empeño sea, simplemente, hacer correr la voz con la mejor intención de ayuda para solucionar un grave problema.  

Bien sabemos, que para esto, y para todas las atrocidades que arremeten contra el planeta, todos disponemos de herramientas para erradicarlo. 

Mila Gomez. 

sábado, 24 de septiembre de 2016

El escritorio, de nuevo ocupado


El pasado mes de marzo, la compañera y amiga +Julia C.  tuvo la gentileza de invitarme a mostrar el escritorio, luego en mayo, como sabéis,  me tomé un descanso de la red, los meses pasaron. Ahora que vuelvo a estar activa por aquí, cuento con la mejor ocasión de mostraros el que conmigo, estará de nuevo ocupado. Y que con mucho gusto os lo enseño. 

Me encantó conocer el escritorio de Julia, y el de quienes posteriormente quisieron mostrarlo. Gracias, Julia, por tu iniciativa ingeniosa a participar para conocernos mejor. 





 Aquí os lo presento, situado en la segunda planta de la vivienda llamada buhardilla, y por ende, con techo abuhardillado. Como soy de estatura no muy alta, acceder a las partes bajas me supone inclinar poco la cabeza. La planta tiene la ventaja de contar con baño, un descanso no tener que bajar las escaleras. 

Os diré que sin ser un ritual, prefiero escribir teniendo cerca velas encendidas, y con la fragancia de un incienso, a veces con melodía de fondo a bajo volumen.   



Plumier para lápices y bolígrafos, con cajonera en dónde guardo las notas, los pendrives, pinzas y clics. Situado en la parte izquierda de la mesa, por lo que en la foto anterior no se aprecia. 






La pequeña y bonita Isis ya se está instruyendo en la lectura, jajaja. 



Estantería de libros situada en la entrada de la buhardilla, por lo de la altura del techo. 










Me apetece mostraros unos dibujos que antes de iniciar el blog me gustaba pintar, y que ahora son testigos en mi andadura cibernética. 
‹‹‹‹ helos aquí. 



La buhardilla/escritorio dispone de una terraza la cual es muy visitada en las noches de suave temperatura, me gusta salir y sentarme en una hamaca a disfrutar de la lectura, de vuestros interesantes posts, o, inspirarme mirando al Firmamento en un silencio que a veces resulta sobrecogedor, roto por el tañido de las campanas de la iglesia recordando las horas del tiempo. Por momentos entro en un estado de sosiego contemplando la maravilla que se alza sobre mi cabeza, y me parece imposible que aquí abajo, cueste de encontrar la paz. 





Por el día me asomo a escuchar mejor, cuando por megafonía pregonan las noticias del pueblo, cualquier evento de la clase que sea y que repiten tres veces, tal como una fiesta, la llegada del mercadillo con todos los artículos que trae a la venta, o la del pescadero que viene dos veces por semana a vender el pescado, éste pregón es inconfundible, aparte de saber qué producto puedes ir a comprar, al comenzar el enunciado se escucha la música y letra de “Desde Santurce a Bilbao vengo por toda la orilla…” aún sigue haciéndome gracia. Los demás pregones los amenizan con una jota tradicional antes de hablar. Otro pregón inconfundible es cuando escucho una marcha fúnebre, comunicando quien de los vecinos o vecinas se ha marchado y a qué hora se puede ir a despedir y acompañar a los familiares en su dolor.  Ley de vida que en los pueblos se siente a fondo. 

Y esto ha sido todo, un pequeño recorrido por una de mis páginas en la vida en la que me comunico virtualmente. Gracias por la visita virtual.  








Encantada visitaré el escritorio de quienes quieran mostrarlo de la misma forma. ¡Animaos!!! ¿Que me dices?  +I. Harolina Payano T. 

Mila Gomez. 


jueves, 28 de julio de 2016

Señales de Humo



Un grueso y ligero tomo bellamente encuadernado pende de un hilo dorado. Las Almas lo llamaron “Libro del Amor”. Fueron ellas que escribieron la obra  antes de venir a Tierra para disfrutar con la experiencia de su lectura.

Viniendo de camino, las Almas olvidaron las letras y el libro, suspende en el vacío absoluto sin que ninguna de sus autoras alcance a vislumbrarlo, por más señales de humo que el libro les envía.

Páginas escritas con un principio y final de historia en la que todas las Almas participaron por igual. Simbólicos detalles que las une y recuerda su lugar de origen. El libro va cambiando letra, historias y destino, de acuerdo al libre albedrío que las Almas en libertad modifican por haber olvidado el verdadero contenido y propósito del mismo.  

Cada episodio es la vida de un Alma que escribió para sí una historia que las demás continuaron redactando. Las letras del libro poseen la magia de ir colocándose unidas a medida que las Almas sueñan, piensan y actúan según recuerdo.  

El libro irá transformándose a su Original cuando todas las almas recuerden su propio escrito y sepan, que son la misma historia hecha capítulos. Por cada una de ellas que recuerda se va fijando fecha en un ciclo del Universo que traerá señales a las demás, de la importancia de su vida en conjunto.

El grueso y ligero tomo fue escrito con la finalidad de ir variando el escenario de las letras hasta que todas las Almas se vean inscritas en él y cumplido con el propósito de ser feliz. El único que les inspiró a escribir el libro y vivirlo en paz. 

Mila Gomez. 


Nota:
Dedicado a todas las Almas que lo lean o conozcan de su existencia, en especial a dos compañeras y amigas virtuales que me "sugirieron" una redacción a modo de "Señales de Humo" +Olivia/Alex Howard y +I. Harolina Payano T.  Gracias, por recordarme que no pasé de largo una página de mi vida. 

P.D. En el libro hallaron la siguiente melodía, Sé que a Olivia/Alex le gustará escucharla, espero que también a Harolina y al resto de lectores. 

¡Que disfruten del Jazz y del verano!!









jueves, 5 de mayo de 2016

Reposo


El cuerpo recuerda más que la mente la problemática de la vida cotidiana, pero cuando el cuerpo abre sus puertas, él devuelve a la mente sus poderes esenciales.

“Fedora Aberastury”





"SALT DE RABOSA", RÍO MATARRANYA


Adéntrate en ti  mismo, digiere lo que viste, húndete en el mutismo de tu mundo interior, y recobra, si puedes el Edén que perdiste.  Todo lo que contemplas dentro de tu Alma existe, es tu propio espectáculo y tú, el espectador.


“Amado Nervo”




ALMENDROS EN FLOR ROSA, QUERETES, MATARRANYA

El cuerpo no es más que un marco para desarrollar capacidades, lo cual no tiene nada que ver con el uso que se hace de ellas.

“Un Curso de Milagros”




Regresaré en breve, hasta entonces, sed felices y gracias por todos los momentos compartidos, por las visitas, la amistad y el cariño. Un gran y fuerte abrazo. 
Mila Gomez.






sábado, 23 de abril de 2016

Evolución Felina.


La gata madre es robusta y de ojos verdes rasgados, su bebé de meses y mismo pelaje está a su lado, viven en la calle junto a una caseta abandonada y se han acostumbrado a que les lleve comida.  Al principio salían a comer cuando me daba la vuelta para irme, a los pocos días me dejaba la madre verles mientras comían.

Ritual.
*
La madre deja primero que su bebé termine su gana, luego se acerca ella y come lo que le ha dejado.
*
Al mes siguiente el bebé está más crecido y la madre come junto a él, los dos tienen la misma ventaja.
*
Un día, otro gato callejero de pelaje gris y negro llega cuando les puse la comida, la felina madre le mira con prioridad y él acata su mensaje. Madre y bebé comen primero y cuando aún queda alimento, la madre mira al forastero con permiso y el gato, se acerca agradecido a compartir la comida.
*
Ahora el bebé es casi adulto, la madre come primero y luego con respeto se acerca él a comer con ella.
*
La madre come y el hijo observa desde lejos, no se acerca a comer al decirle su instinto, que su madre necesitaba toda la comida y él, ya podía buscarse por sí solo el sustento. 
*
Madre e hijo se disponen a comer juntos, dos gatos, macho y hembra,  se les acercan a la comida y la madre gata, gruñe al gato y lo aparta con una alzada de mano, mira a la hembra, preñada, y le indica que coma con ella y su hijo.

Otra escena.
*
Tengo un amigo que tiene un perro, el típico que cada vez que sale a la calle se enzarza en persecución de los gatos. Una gata con anterioridad asustada, en esta ocasión lo espera con mirada serena, desafía no darse por aludida. El perro, “ofendido” se le aproxima con  rapidez y unos buenos ladridos para ahuyentarla.  Al llegar hasta ella emite un gemido y la olfatea. La gata está preñada, se da la vuelta y deja que le gane la batalla.   
*

Mila Gomez. 













miércoles, 13 de abril de 2016

ISIS



Solo podía ser su pequeña, la que dejase rastros por el suelo y él se despertaba para sentirla mejor. Fugaces instantes del silencio nocturno con sus pisadas. 

Durante días, el aire se respiraba a felina, justo ahí, donde sabía que la respiraría.   

La dulce presencia tenía que encontrar la manera de ser sentida. Quería que supiera que seguía en su otra vida y presente también en la que fuera su vida, junto a él.

Unas noches venía aún más en silencio, por lo que solo se la podía presentir en un arrebato de luz dorada. Una figura chiquita con forma conocida que se enroscaba junto al corazón del hombre, con una calidez exquisita y un amoroso ronroneo de connotación celestial.   

En ocasiones hablaban con idioma universal le decía y él entendía, que era ella Ser evolucionado y no volvería con el mismo propósito de felina, si no, con uno de especie humana.

Su marcha le había dejado triste y sabía que la extrañaba, tanto, que venía en Ser brillante a visitarle. Estaba bien, y él debía estarlo porque le amaba y se brindaba en ayuda.
 ∞∞∞∞∞∞
Así fue, caminando un día por la calle los pasos del hombre siguen a un curioso cascabeleo. Esos ademanes de felina femenina que tanta gracia le hacía cuando la tenía en su vida. ¡Creía que era ella!, tenía que serlo se decía y adónde le llevaría tan grácil figura, cruzando calles y caminos y él solo la veía a ella tan dulce y linda como siempre sería.

Le condujo a un lugar apartado bajo el asfalto de un inmueble, protegido del viento y los charcos de las últimas lluvias. Quería coger y abrazar a la pequeña querida a la que seguía sus pasos, ella se escapaba del abrazo difuminándose por entre las grietas del cemento. 

Cuando llegó, su dulce felina le muestra algo que silencia sobre papeles. Se acercó y distinguió un cuerpecito en ovillo yaciendo en una cama de papel amarillo, que bostezó al ser acariciado y estremeció del calor humano.

Vio como su amada pequeña le miraba con esa pureza de quién no conoce malicia. Estaba en cuclillas con una hermana de su felina en las manos. La Dolça dulce se acerca para que le haga mimos y ella le ronronee.
Una ayuda recogida que ella se lo agradecía.

Él comprendió que la esencia felina, por siempre la respiraría, aún después de haber tornado ésta a su otra vida. Sus Almas siempre seguirían unidas.  

Mila Gomez. 


Por la Gracia de DOLÇA





Una her
mana llama
da
ISIS



miércoles, 6 de abril de 2016

Anomalías en el Grupo


La frase tan escuchada, Todos somos uno”, es aplicable en cualquier ámbito de la vida, no es para considerarla solamente a nivel espiritual como sería “Una misma Identidad dentro de la Totalidad del Todo”. Para comprender bien ese significado hay que empezar por abajo, desde el primer nivel y más básico en el que físicamente nos movemos. El de la supervivencia, el meramente físico. Y es aquí en donde todos tenemos que arrimar el hombro para tener una calidad de vida digna, en el que nos vayamos encontrando a gusto y procure nadie tirar la primera piedra y esconder la mano. De alguna manera sabemos que si en un grupo de personas una hace una indebida gestión, todo el grupo se resiente. Las cosas se tuercen y el sol comienza a brillar o deslucir en cada miembro.

Me gusta tener presente  dicha frase porque estoy convencida que a todos nos afecta de alguna manera las decisiones y comportamiento del resto, bien sea en lo externo o en lo interno. 

Y ya que estamos con el problema cada vez mayor que tiene Google+  con las puntuaciones y desórdenes que últimamente vamos experimentando, se me ha ocurrido cogerlo de ejemplo para que veamos a modo de “posibilidad” una causa para tal efecto que padecemos y tanto nos disgusta, y no es para menos, y de paso comprendamos un poco mejor el “Todos somos uno”.


Imaginemos que estamos dentro de un grupo llamado Google+ y “todos” somos avatares del mismo.



Un día lejano, un avatar del grupo decide darse más importancia para poder disfrutar de más ventajas, equis, y se le ocurre pasearse por los perfiles y comunidades en los que pacíficamente participamos “todos”. Va punteando con (1+) y luego retirando la puntuación de la mayoría o de quién le parezca.  Con ello pretende que se note su presencia pero no su intención, un objetivo específico que solo él conoce, desmerecedor para unos cuantos. Esa regular actitud de dar y quitar va siendo notada cada vez por más avatares, que, desconcertados, se dan cuenta de que algo inusual está perjudicando a la Totalidad del grupo G+

Ese avatar ingenioso deja su halo de presencia sin fijar la cara, está tirando piedras y escondiendo la mano, los demás por buena fe no perciben su verdadero acto y agradecen socialmente la visita.  Incluso pensando, ¿Quién si no G+ está fallando?  Notifica un positivo y después lo oculta. No calcula bien.

Lo de ir por perfiles y comunidades dando y luego quitando, por alguna extraña sincronización de grupo, va contagiando sus costumbres igual a un virus, y bien por curiosidad o inercia, otros avatares van probando la misma teoría. Con lo cual,  Google+ acaba por mal contabilizando la creatividad de “todos”  y de paso se lleva parte de la ilusión por participar.

De repente y más seguido otros avatares asombrados, comprueban que al realizar una puntuación (1+), G+ advierte de un error, en otra ocasión el error es al compartir, error al comentar, notificaciones y comportamientos anómalas de, y en comunidades.  G+ ha pasado a errar por costumbre y a nadie del grupo le gusta que cuando le parece, deje oculto comentarios que con suerte más adelante puedas leer. Que te deje ver siete visitas cuando han venido quince, o las tuyas no las notifique a los demás. 

Molestos  piden explicaciones y soluciones a G+, puesto que él es artífice del programa.

Todo el grupo se ve afectado sin percibirse a nadie de ellos mejor que a Google+ para no saber contabilizar las puntuaciones, los errores, lo dado y lo quitado.  Y es que debe ser difícil sumar y restar la misma operación y salir ganando cuando el propósito de “todos” era ir  avanzando y no limitando. ¿G+ está descontrolado?

Llega el momento de pensar si G+ está ideando otro proyecto para el grupo y por eso se sabotea, para que los avatares vayan pensando en cambiar de diseño sin que se note mucho que todo estaba preparado, aunque parezca ilógico, o está aprendiendo de la estrategia de uno de ellos que va dispuesto a tomar un control sobre el resto sin haber tenido consentimiento del grupo, y G+ se esté rediseñando para volver a unir lo desunido. Es muy desconcertante. ¿Qué pretende G+? ¿Qué contenido quiere controlar?

Y en este “Todos somos uno” hubo avatares que no fueron  perjudicados directamente, pero sí alcanzados por las repercusiones del resto con un error de G+, incluido el primer avatar que tuvo la originalidad de dar y quitar.

Esto nada más, ha sido un mero ejemplo, una mera posibilidad de error que bien podría en caso de ser real, escusa para que G+  actuase en perjuicio del grupo.  Y a mi servirme de excusa para reflexionar sobre ello. 

En cualquier espacio, Todos Somos dentro, nadie afuera por lo tanto, nadie se libra de sufrir las consecuencias de Uno. 

Mila Gomez.