lunes, 30 de agosto de 2021

¡GRACIAS, POR HABER ESTADO EN MI VIDA!

  

Abrigada por tu amor
en la calidez de tu vientre,
una vida yacía
inspirada por tu valentía.
 
Desde afuera, creabas una historia para mí
alimentada por los más bellos sueños. 
 
Así fue;
que una vez alumbrada
los sueños siguieron su curso. 


           Primitiva Collado Gil                                                                   

Ahora eres la estrella que siempre fuiste, solo que más luminosa, e igualmente me sigues guiando porque tu amor no tiene límites. ¡Gracias por tanto, mamá! ...Por haber estado en mi vida. Estás en mi corazón y junto a mi alma. Tu esencia navega por el cauce de la eternidad dirección; AL ORIGEN, en donde nos volveremos a reunir.

 

30/08/2020

Hace un año, partió a otro plano mi madre, le faltaba diez días, para celebrar los 96.

El último suspiro a la vida que conocía, lo entregó de la forma en que quería cuando pensaba en ello y nos comentaba. En su casa, y en su cama durmiendo plácidamente, cerca de al menos, una de sus hijas. Y en aquel escenario, cerca de ella, da “la casualidad” que estaba yo, junto a mi esposo. Tuvimos la suerte de poder despedirnos de ella. Sus cenizas reposan en el pueblo que la vio nacer; Ciudad Rodrigo, así también ideaba que fuese, aunque tiempo atrás, ya había llegado a un punto que le daba igual, adónde iría a parar su cuerpo. Se fue en paz, así sentí porque esa paz, se fijó en mí; tal calor de madre dejando amor y olvidando vestimenta. Mi madre tuvo un tiempo preciso, tal vez, también fuera precioso, por ser necesario para ir despidiéndose de lo que creía amar del mundo. Su Alma se liberó de las cadenas terrenales, creo que, cumplido con el propósito traído al nacer. El semblante que dejó al marchar, era retrato de la pacificación. 

Llevaba varios meses que su cuerpo estaba cansado, yo se lo notaba, aún así, nunca la vi desaparecer, como si tuviera que ser eterna su compañía física. Tampoco imaginaba, que una vez marchado, su recuerdo sería; ¡tan presente! Al día de hoy, me sigo sorprendiendo hablando con ella alguna vez, pensando después si su espíritu se acercó, igual que se acerca en algunos de mis sueños.  Me vienen instantes resistiéndose a ser olvidados, son los que siempre tienen algo nuevo que decir y eso, hace sentir bien. Sentimientos y emociones que sin tener en cuenta cronología, vienen y marchan, vuelven y van a través de un lúcido cristal, formando una cadena de cadenciosas vivencias, visiones de pasados ya inexistentes, pero afianzados a mi sistema sensorial.

∞∞

Mi madre, mujer valiente y trabajadora, ordenada, activa, discreta…, estaba siempre al frente de todo para que nadie en su casa se quedase sin algo. Con ese amor de madre y esposa que algunas veces no se entiende, y pasado el tiempo reconoces el amor que había puesto en cada gesto o palabra.

De entre las cualidades que la caracterizaban y le supe ver, destaco: LA FORTALEZA, esa  lucha por vivir sin que nada la acobardase y para lo cual, se armó de un fuerte carácter. Tenía 60 años cuando enviudó de mi padre, mis dos hermanas mayores, y yo, vivíamos en la ciudad y ella prefirió quedarse en donde estaba. Vivió sola  hasta cumplir 90. Diez años atrás, contrató a una joven para ayudarla con la compra y los médicos, pues había empezado a utilizar bastón, y empeorado en sordera. ¡Pero seguía adelante! Comida, limpieza…, realizaba con una agilidad, que cuando yo la visitaba apenas daba crédito, anonada de su ímpetu. Mi madre daba largas caminatas todos los días con sus amigas, y cuando no pudo con tanto, practicaba en casa gimnasia con brazos y piernas, bailando un corto si hacía falta (¡Cuánto me reía al verla!). Le gustaba jugar a las cartas, leer revistas, libros, recetas..., y enterarse por TV de las noticias diarias, inclusive las de política o deporte, nada se le pasaba por alto. Disfrutaba a lo grande viendo jugar al equipo de fútbol del Real Madrid.  Hablaba de cualquier tema o personaje público con  conocimiento y total seguridad. Se cortaba las uñas de los pies, y pintaba la de las manos, incluso se ponía los rulos y acostaba con una redecilla. También le gustaba salir a la calle con un toque de carmín en los labios, levemente perfumada y con un último vistazo al espejo.  Todo esto y más, hasta cumplir los 90.

∞∞

Evidentemente, con esa avanzada edad en que su energía, daba muestras de debilidad,  no queríamos dejarla sola. Seguía reacia a vivir fuera de lo conocido, pero mi esposo y yo le ofrecimos una tentadora propuesta.  La mejor cualificada para ofrecerle lo que necesitaba, y quería, es decir, todo su espacio, incluida cocina para ella, éramos nosotros. 

Y para un pequeño y bonito pueblo del Matarranya, se vino a emprender otra aventura, la última de su andadura.

Se adaptó al cambio antes de lo previsto. Aprendió a utilizar la placa de vitrocerámica, y con mi ayuda, preparábamos su comida, la que conocía y gustaba. Aún cosía algún descosido o botón. Salíamos a pasear, y bajaba y subía las escaleras dos veces por día para mantenerse en forma. Le seguía gustando ver la tele y saber de todo lo que se cocía allá dentro. Se acostaba entre las dos y tres de la madrugada. Mi esposo y yo estábamos muy a gusto  con su compañía, y en poder ayudarla con lo que  necesitase. Vivimos juntas sus últimos 6 años con las 24 horas por día. Pero el tiempo tiene la última palabra: la fortaleza flaqueaba a medida que pedía otra clase de descanso el cuerpo,  comenzando a quejarse...

Sucedió, que en la repta final, me convertí en “madre” sin haber parido, y mi madre pasó a ser “hija” que se deja cuidar con agrado: ¡fue conmovedor! Ahora veo “eso” mucho más nítido, como una enriquecedora experiencia que quedó conmigo, un valioso regalo por su parte. Uno de tantos, pero lo más GRANDIOSO que me dejó en herencia; SU TIEMPO. Sí, porque el tiempo, es el más preciado de los tesoros que tenemos, y mi madre me dio sus últimos 6 años enteros, más los recuerdos que teníamos atesorados. Las dos, a nuestra manera, supimos beber y saborear los momentos.

 Es el tiempo que se vive con intensidad, el que aporta aprendizaje. Tuve una gran maestra en mi madre, lo fue, porque yo supe aprender de ella, cosas que las dos necesitábamos expresar para cumplir con un pacto entre Almas.  

Gracias infinitas, mamá, por todo y sobre todo, por permitirme existir en tu universo y aceptarme como hija cuando tuviste que elegir…, sin tener la certeza de que, las dos fuésemos a superar las conjuntas pruebas terrenales. Tu Presencia, siempre está presente. TE AMO. 💓


Mila Gomez


Elaboré un vídeo en homenaje a mi madre. Lugares de su pueblo natal, en donde también nací. Uno de los Medievales más bonitos de España. 
Ciudad Rodrigo, en la provincia de Salamanca.
Las imágenes están acompañadas por una canción de Enya: 
Return to Innocence.













43 comentarios:

  1. Hola Milá me he emocionado leyéndote, en este precioso homenaje a tu madre, ella se fue con tu cariño y arropada por tu amor y eso... Es lo mejor que podemos dar a los que lo dieron todo por nosotros.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Agapxis. Muchas gracias por tus cariñosas palabras. Tal vez, siempre sea "poco" para dar a estos seres maravillosos que de seguro hubieran dado hasta su vida si fuera el caso, por sus hij@s. Agradecida de corazón por llegar hasta aquí y dejarme tu bonita huella.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Hola Milá, me has emocionado con este cariñosos homenaje que le has hecho a tu madre.Estoy segura que ella está a tu lado en cada paso del camino. Te entiendo muy bien amiga, la mía tiene 101 años.
    Cuidate, un grande abrazo de luz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Cristina, un pequeño homenaje, siempre me lo parecerá, pero cierto es, que puse en él todo mi amor. Sé, que ella está conmigo, al menos en mi corazón.
      Me alegra mucho tu visita en esta entrada tan, tan especial para mí, y saber que aún tienes a tu madre contigo, es una bendición de la vida. Mi cariño sincero para ella.
      Cuídate mucho, amiga.

      Un gran abrazo de luz.

      Eliminar
  3. Mila, que hermoso te ha quedado el homenaje a tu bella y valiosa madre, muy bien estructurado todo su contenido, dejándonos al alcance esos retazos de vida tan importantes y valiosos para ti, y para los que te queremos también.

    Sin duda estuvo feliz a tu lado, y en compañía de tu esposo. El haber aceptado la proposición lo demuestra, y esos seis años fueron un regalo para vuestras almas, se acompañaron y disfrutaron, tanto en sus avatares alegres como en los tristes, y supieron también disfrutar los silencios, que de seguro rompía la bella Isis con sus maullidos...

    Amiga querida, tu homenaje ha caldo en cada fibra de mi ser, te vuelvo a repetir lo hermosa y grandiosa que fue tu adorada madre, y en vuestra memoria como en la eternidad, siempre lo seguirá siendo.

    La ciudad es preciosa y la foto con sus nietos y el montaje del final hermoso.
    La primera fotografía (la cual me habías compartido) me parece una muy buena elección ponerla al inicio, deja ver lo inseparables que fueron en su edad avanzada, y ese poema inicial, un preludio de tu nacimiento, te quedó genial.

    Recibe mi felicitación por todo el amor y el arte que desbordas en esta entrada tan especial. Te dejo un fortísimo abrazo almico.

    Dios las bendiga a ambas, almas bellas, luminosas y grandiosas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Harolina querida, hubiera hecho la entrada más larga, ¡me venían tantos recuerdos! Plasmé principalmente algo de lo mucho que me mostró en especial estos seis años que estuvo con nosotros. Como sabes, no existen las "casualidades", supongo que tuvo que venir a nuestro lado, ahora, su Alma ya sabe el/los motivos.

      Mi madre siempre fue muy valiente para todo, incluso en su última etapa que se encontró malita, creo, que incluso dejó de temer a la última partida, se había preparado para irse.

      Tus palabras también me emocionaron. Gracias infinitas, por sentirnos desde tu hermosa Alma. Y me alegro mucho que hayas visto el vídeo y gustado nuestro pueblo natal del que tanto te había hablado. En la foto con los peques, son sus bisnietos, ya pasaron casi ocho años.

      Me complace de que te haya gustado todo, también ese pequeño poema que surgió...
      Bendiciones para ti y los tuyos, amiga mía.
      Un fortísimo abrazo va para ti ahora.

      Eliminar
  4. Mila querida estoy desbordada por la emoción...Un hermoso y muy emotivo homenaje a tu querida mamá al año de su partida. Hay tanto amor en este bello texto amiga querida, tanto que cala y penetra hasta la más pequeña fibra de mi ser. Una gran mujer lleno de fortaleza, una larga vida de la que has podido disfrutar de ella y ella de ti compartiendo un amor infinito que permanecerá siempre en tu corazón y tu alma. Un ser hermoso que siempre te acompañará.
    Te dejo un abrazo inmenso que envuelva tu bello Ser.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi Marina querida, bien sabes que te entiendo en esa emoción que mencionas. Hay mucho amor en cada letra, me alegra saber que supe transmitir al menos una parte, pues el todo, se queda en mi corazón y Alma. A veces, no sale expresar todo lo que se siente. Fortaleza, una lección más para mí, que aprendo de ella.
      Siempre me acompañará, es imposible que mi madre marche de mi lado.
      Gracias, por ser y estar, Marina.
      Abrazo inmenso a tu bello Ser.

      Eliminar
  5. Hola querida, Mila.

    Sentido y precioso homenaje el que realizas de tu madre. Un ser muy especial por lo que narras y que en el fondo sigue viva en tu sangre y en tu recuerdo. Es bonito dejar un legado escrito sobre ella y además es de agradecer que lo compartas con todos nosotros. Tu tiempo, su tiempo, nuestro tiempo es cierto que es lo más valioso que tenemos. Por cierto, conozco Ciudad Rodrigo y me encanta. Es historia viva de nuestro país. Felicidades por un texto tan entrañable.

    Feliz mes de septiembre y espero que hayas tenido un verano muy feliz.

    Besos y abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Miguel.

      Tenía tanto en mí, de mi madre, que ha tenido que pasar un año para compartir un; algo, de ella. A veces cuesta que afloren las palabras adecuadas tal y como te gustarían. Pero si, he descubierto que me ha hecho bien compartir este pedacito de ella. Además, también lo quería hacer para los que siempre estáis conmigo. Hermosas tus palabras, mi querido amigo, muchas gracias.

      Creo recordar que ya en G+ hablamos de Ciudad Rodrigo, de que lo conocías. Un pueblo precioso, lleno de encanto e historia.
      El verano ha estado bien, e igualmente espero que para ti también. Feliz mes de septiembre, que sea mejor en todo.
      Abrazos y besos;)

      Eliminar
  6. Precioso y emotivo homenaje Mila, estará muy orgullosa de ti, allá donde esté... un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Piedad.
      Un cálido abrazo, y buen fin de semana.

      Eliminar
  7. Hermoso y muy emotivo homenaje, por lo que nos cuentas era una persona que desbordó amor hasta el final. Precioso el vídeo.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Conchi.
      Así fue, amor hasta el final, mi querida madre.
      Me alegro te gustara el vídeo. Gracias.

      Abrazos, y buen fin de semana;)

      Eliminar
  8. Hola Mila!!
    Son conmovedoras sensibles y bellas tus palabras en un homenaje precioso a tu madre. Ella te guiara siempre y brillará con su luz cerca tuyo porque es eterno el amor de una madre.
    Es un placer leerte porque escribes bellisimo con alma y corazon. Un.beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Hanna!
      Tienes toda la razón, y así creo. Ella siempre estará conmigo y podré sentir su amor y luz en cada paso.
      Muchísimas gracias, por las hermosas palabras que me dejas.
      Me ha encantado verte aquí.

      Besos y abrazos enormes, querida amiga.

      Eliminar
  9. Querida Mila, perdona que no te haya leído antes. Me has emocionado con tus bellas y emotivas palabras dirigidas a tu mamá y a tus recuerdos y vida con ella. Todo el conjunto de tu publicación es un homenaje precioso. Cómo se les echa en falta y aunque pase el tiempo siempre los recordaremos. Y es muy bonito recordarles porque así siempre permanecen con nosotros aunque sea de una forma distinta. Un abrazo gigante Mila.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mayte, has venido, estás aquí, y eso es maravilloso, siempre estarás junto a estos sentimientos que nacieron de mí. Gracias por ello, por todo lo hermoso que expresas en tu comentario. El tiempo parece detenerse y los recuerdos permanecen vivos. Lo entiendes muy bien.

      Otro abrazo igual de gigante, querida Mayte.

      Eliminar
  10. Mila un bonito y emotivo a tu madre que ha vivido una larga vida. Es muy importante que la cuidaras en sus últimos años. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mamen, muchas gracias.
      Creo que vivió como quiso, y eso para mí, también es muy importante.
      Larga vida, que se siente corta en un Ser amado que marcha.

      Un abrazo grande, Mamen.

      Eliminar
  11. Hoy compartes con nosotros un post muy especial, querida Mila, y quiero darte las gracias por permitirnos formar parte de la conmemoración de una fecha tan importante en tu vida. Nos has permitido conocer mejor a una mujer valiente, luchadora, apoyo incondicional para los suyos, fuente de amor, ejemplo y muchas cosas más, pero también nos has permitido conocerte mejor a tí. Las palabras han brotado directamente de tu corazón, como es habitual en tí, y eso también dice mucho.

    Estoy segura que todos los elogios y agradecimientos que dedicas a tu mami son los mismos que ella te dedica a ti, aunque no sea con palabras. Me alegra ver que tienes sentimmientos tan positivos y que rebosas paz, la mejor herencia del mundo. Como ya te dije muchas veces en su momento todo lo bueno que estabas haciendo volvería a tí de un modo u otro, y creo que no me equivocaba :)

    Un millón de besos, linda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, querida Julia. Es un gran placer tenerte aquí, en esta entrada tan especial para mí. Me costó de hacer, pues una parte de mí quería conservar estos recuerdos solo en la memoria y corazón. Pero me alegro de haber decidido compartir con todos los que aquí me dejáis vuestro cariño, algo de lo mucho que me permitió ver en ella y con ello, también aprender. Muy valioso, grandes tesoros que otorga la vida. Mi madre, siempre está conmigo, incluso la presiento ahora mientras te escribo.

      Muchísimas gracias, por estas palabras que me dedicas y que sé, salen de lo profundo de tu hermoso corazón. Hemos hablado bastante durante el tiempo que estuvo mi mamá conmigo, y ahora tengo más respeto a todo lo que me trae la vida. También sé que lo entiendes...

      Un abrazo enorme, mi querida amiga.

      Eliminar
  12. Hola Mila
    Tu madre debe sentirse muy orgullos desde donde quiera que siga tus pasos. Puedo compartir contigo el peso de la ausencia (mi madre se fue hace cuatro años) y el significado que una madre tiene para cualquiera que haya tenido la fortuna de crecer bajo el afecto incondicional y eterno que ellas procuran.
    Te mando todo mi cariño Mila. Enhorabuena por tan sentido homenaje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Matilde!
      Quiero creer que sigue conmigo, y está en paz, guiada por una hermosa luz. Sé que me entiendes, y por mucho tiempo que pase, siempre será ahora.

      Muchas gracias por tu cariño, que recibo con sinceridad y emoción.
      Homenaje que salió de mi corazón, me alegro que te guste.
      Un abrazo grande, Matilde, un placer que estés aquí.

      Eliminar
  13. Dios mío, no he podido despegar la vista de tus palabras de principio a fin. Me impresiona la similitud con mi caso, mi mami cumple seis meses de haber partido dentro de dos días y a poco de cumplir 95 años. También se fue conmigo y con mi esposo. En fin, me identifiqué totalmente. Y sí Mila, están con nosotras, por supuesto que sí. Un abrazo con gran cariño y empatía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por llegar hasta aquí, Maty. Lamento tu gran pérdida, ahora nos entendemos mejor, por esas similutedes de las que hablas. Podemos decir incluso, que las dos tenían misma edad. Y claro que sí, están con nosotras.
      Otro gran abrazo lleno de cariño y empatía.

      Eliminar
  14. El video también, hermosísimo y emotivo. ✨✨✨✨✨✨✨✨✨🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟🌟

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro te gustara el vídeo, Ciudad Rodrigo es un pueblo muy hermoso.
      Gracias de nuevo, Maty.!

      Eliminar
  15. Como me has hecho recordar a mi muñeca, así llamaba a mi madre que se fue a otro lugar pero que sigue en mi desde hace ya mas de 14 años. Madre siempre diré que es la palabra más bonita que hay en nuestro vocabulario. Un precioso homenaje es el que les has hecho. Besos y fuerza porque ella estará siempre a tu lado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con que nombre tan entrañable llamabas a tu madre, Campirela. ¡Me encanta! Suena emotivo y la mar de amoroso. Yo no soy madre, pero reconozco que es una palabra que suena !sublime! Entiendo, que ni 14 años, o más...podremos olvidar a quien nos lo dio absolutamente todo. Tu madre aún sigue contigo al igual que la mía.
      Gracias, me alegro te guste este humilde homenaje, y por llegar hasta aquí.

      Muchos besos de regreso.

      Eliminar
  16. Siento mucho lo de tu madre Mila. Allí donde se encuentre, no dudes que su alma sigue junto a la tuya y, debe sentirse orgullosa de ti. Le has hecho un homenaje precioso.

    Me has emocionado con tus palabras. Enhorabuena.
    Un abrazo gigante!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Yolanda, también creo que nuestras almas siguen juntas, pese a encontrarnos en distintos niveles...
      Me alegra que te haya gustado este homenaje, siempre será un algo de lo mucho que me dió y siempre en mi corazón.

      Otro abrazo gigante para ti.

      Eliminar
  17. Me has traído a la mente a mi madre en estos momentos, ya hace cuatro años que se fue, y parece que fue ayer. Tu madre allí donde esté estará orgullosa. Siento mucho tu perdida Mila. El tiempo va curando la herida, pero queda la cicatriz para no olvidar ese amor incondicional e inigual.
    Feliz fin de semana.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se van marchando seres muy amados, querida Carmen. Y también me entiendes, igualmente, siento tu pérdida. Ellas permanecen con todo su amor en el corazón y en cada recuerdo que hemos atesorado, y e tiempo, tiene la última palabra a pesar de que nunca olvidaremos...
      Mil gracias por tu llegada y aliento.

      Feliz semana.
      Un abrazo grande.

      Eliminar
  18. Me has emocionado
    todos vamos al mismo agujero
    Me encantas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Mucha.
      Ciertamente, todos llegaremos al mismo lugar.
      Un abrazo.

      Eliminar
  19. Me has puesto el vello de punta, Mila, y no sabes cuánta envidia me acabas de dar. Ver como a una persona que quieres se le va acabando la luz debe ser muy duro y nunca estamos preparados para ese momento; pero es más llevadero si el último recuerdo que queda es el que tú tienes. No sé cómo será el mío, pero ya hoy por hoy creo que a mí me van a quedar muchas cosas pendientes y es algo que me entristece. En fin, la vida...
    Mil besos, Mila.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Macarena, tienes razón,son momentos que pasas por las dos emociones. Al menos me queda la satisfacción de haber hecho lo mejor que de mí salía. Ahora la siento en paz, y de alguna manera alivia la tristeza.

      Seguro que lo que tú haces es también desde el amor, y eso hará que al menos, no sientas que te queda algo pendiente, ya verás que será así. La vida, una escuela que nos permite aprender...
      Muchas gracias por todo.
      Un beso enorme!

      Eliminar